Belén Gopegui: Otra lógica

Texto de la intervención de la autora Belén Gopegui en las II Jornadas contra el Préstamo de Pago en Bibliotecas. Se publica bajo licencia Creative Commons by-nc-nd.

La barbarie es más estable que la justicia. La justicia exige atención, cuidado y voluntad de contrarrestar fuerzas e influencias a fin de lograr un equilibrio incierto y sin embargo valioso.

En la opresión, en la violencia, no es preciso el equilibrio, así también dispara el cazador al pato que vuela y el pato cae y hay en su muerte aumento del desorden pero hay, al mismo tiempo, estabilidad, facilidad. Lo que en el aire fue promesa de itinerarios, incertidumbre, vida, ahora es un peso muerto que puede, además, ser vendido y comprado.

Las bibliotecas públicas no son la barbarie. Las bibliotecas públicas son espacios delicados, vulnerables, de justicia.

«Las leyes del capitalismo, invisibles para el común de las gentes, y ciegas, actúan sobre el individuo sin que éste se percate. Sólo ve la amplitud de un horizonte que parece infinito […]. De todos modos, se muestra el camino con escollos que, aparentemente, un individuo con las cualidades necesarias puede superar, para llegar a la meta; el camino es solitario. Además, es una carrera de lobos: solamente se puede llegar sobre el fracaso de los otros», escribió Ernesto Che Guevara. Esa carrera de lobos es la barbarie. Las bibliotecas públicas son uno de los pocos lugares que, dentro del capitalismo, escapan a la lógica según la cual llegar, obtener, consumir supone siempre hacerlo sobre el fracaso de otros.

No hay mercancía en la biblioteca. Prestar un libro en una biblioteca pública, más allá de la producción material del libro o de la situación administrativa de cada biblioteca, no es un acto que se se realice contra los otros, ni sobre su carencia, su explotación, su fracaso. El libro que lee el lector o la lectora en la biblioteca a nadie falta, el acto de prestar un libro es, como decía, un acto de justicia y no el fruto de una transacción económica siempre desigual en el contexto de un mercado capitalista. Continúa leyendo Belén Gopegui: Otra lógica

Carta enviada a bibliotecas de toda España y foros profesionales (febrero 2007)

Queridos compañeros:

Como sabéis, el Tribunal Europeo de Justicia ha condenado a España por incumplimiento de la Directiva Europea 92/100, tristemente conocida entre nosotros porque instaura un canon al préstamo de libros. Esa sentencia consolida las políticas encaminadas a mercantilizar algo que es patrimonio de todos, como es el conocimiento y el saber. Si el Estado español la acepta sin más, las bibliotecas tendrán que pagar por facilitar el servicio de préstamo, y el coste del canon se detraerá necesariamente del presupuesto bibliotecario.

Si nada lo remedia, el Estado va a incorporar a nuestra legislación el préstamo de pago a través de una enmienda a la Ley del libro, la lectura y las bibliotecas, actualmente en estudio en el Congreso de los Diputados. Pero nosotros creemos que, antes de dar ese paso, el Estado puede y debe buscar fórmulas para evitar el canon. Pedir una moratoria invocando la “excepcionalidad cultural” (la debilidad) de nuestro sistema bibliotecario, o buscar alianzas con otros países europeos en los que el canon es igualmente dañino, pueden ser algunas de estas fórmulas. Y si se buscan, se pueden encontrar más. Alguien tiene que pedir al Estado que haga ese esfuerzo. Continúa leyendo Carta enviada a bibliotecas de toda España y foros profesionales (febrero 2007)

Andrés Aberasturi: Suicidio cultural

Por Andrés Aberasturi.

(Reproducimos, con permiso del autor, el contenido de su artículo publicado en diariocritico.com).

Se vuelve a trabajar en alguna comisión del Congreso sobre una directiva europea disparatada y bastante más seria y trascendente que la opas: el pago que se pretende que hagan las bibliotecas por cada libro que presten, una especie de canon que cobrarán las editoriales y una extraña representación de autores en la que no sé hasta que punto son todos los que están, pero que, desde luego, en absoluto están -ni de lejos- todos los que realmente son.

La mayoría de las bibliotecas de nuestro país son públicas y se mantienen gracias al trabajo ilusionado de los/las bibliotecarias y al empeño de muchos buenos maestros que incitan a la lectura. ¿Los fondos para compras? Pregunten y se sonrojarán: en la mayoría de los casos apenas hay dinero. Y lo cierto es que ya casi todos los pueblos, por pequeños que sean, cuenten con su biblioteca y lo que es aun más importante: casi siempre que vas, están animadas, con gente, con vida. A una generación como la nuestra se nos pone, ante este panorama, esa sonrisa tontorrona de la ilusión en el futuro, de la esperanza en una generación que no solo se da a la play station sino también -y muchas veces una cosa lleva a la otra- al libro-de-toda-la-vida. Continúa leyendo Andrés Aberasturi: Suicidio cultural

No al préstamo de pago en bibliotecas: Un paso más

(Editorial del boletín Anaquel, nº 33, febrero/abril 2006)

San Agustín cuenta la historia de un pirata capturado por Alejandro Magno, quien le preguntó: “¿Cómo osas molestar al mar?” “¿Cómo osas tú molestar al mundo entero?” -replicó el pirata-. Yo tengo un pequeño barco, por eso me llaman ladrón. Tú tienes toda una flota, por eso te llaman emperador”.

Noam Chomsky, Piratas y Emperadores.

En 2003, la revista Educación y Biblioteca elaboró un dossier bajo el título ”Biblioteca, territorio libre de tasas”. Comenzaba afirmando que la propiedad intelectual es agotadora. Como un mantra, desde hace unos años escuchamos por doquier la misma acusación disparada a diestro y siniestro: ¡piratería! Humpty Dumpty, el personaje de Alicia a través del espejo, nos recordaba que son los poderosos quienes fijan el significado de las palabras. No tratamos aquí de descalificar a nadie, pero sí de cuestionar el interesado y paulatinamente expansivo concepto de piratería, que casi ha terminado llamando a la puerta de la biblioteca pública exigiendo ahora “que pase por caja” por realizar la función para la que ha sido concebida.

El pasado 6 de abril, las Cortes de Castilla-La Mancha dieron un paso importante en defensa de los bienes públicos aprobando una propuesta que insta al Gobierno de España a dirigirse a la Unión Europea pidiendo la exención del pago del canon por préstamo de libros en las bibliotecas públicas (directiva 92/100/CE) hasta que nuestro país alcance la media de los indicadores europeos en cuanto a infraestructuras bibliotecarias e índices de lectura. Si esto no fuera posible, la resolución aprobada propone una moratoria de 25 años. Continúa leyendo No al préstamo de pago en bibliotecas: Un paso más

Consideraciones de la Dirección General de Bibliotecas de Castilla-La Mancha sobre el canon por préstamo público

Reproducimos a continución el texto elaborada por la Dirección general de bibliotecas de la Comunidad de Castilla-La Mancha alternativo a la propuesta presentada en la reunión de la Comisión técnica del día 19 de enero en la sede del Ministerio de Cultura sobre la transposición de la Directiva europea 92/100.

Primera consideración

La Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha no puede aceptar la propuesta presentada en la reunión de la Comisión técnica sectorial de asuntos culturales puesto que ello supone aceptar la imposición de un canon a la lectura pública.

Sin embargo responde a la petición de redactar un texto alternativo diciendo que, en el peor de los casos, y suponiendo que transitoriamente haya que transponer la directiva europea para evitar una multa, dicha transposición tiene que recoger necesariamente los siguientes puntos:

Artículo 37.2 El derecho de remuneración se hará efectivo a través de una oficina pública dependiente del Ministerio de Cultura español.

El Estado español asumirá las obligaciones de remuneración que afecten a las bibliotecas españolas.

En cuanto a las excepciones se proponen lo siguiente:

Quedan eximidos de la obligación de remuneración los establecimientos cuya titularidad sean las Corporaciones locales, así como las bibliotecas de las instituciones docentes de titularidad pública integradas en el sistema educativo español.

Segunda consideración

Aun partiendo de la “obligatoriedad” de transponer la directiva, la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha piensa que se puede ir más lejos porque no se puede disociar la aplicación de una directiva concreta del nivel de desarrollo del ámbito que regula, en este caso el bibliotecario.

Es evidente que España tiene una “excepcionalidad cultural” con respecto a Europa en el campo bibliotecario, debido a las características históricas que trajo como consecuencia la dictadura franquista. Los indicadores bibliotecarios españoles distan mucho todavía de alcanzar la media europea y las recomendaciones de los organismos internacionales.

Continúa leyendo Consideraciones de la Dirección General de Bibliotecas de Castilla-La Mancha sobre el canon por préstamo público

El escritor y bibliotecario Carlos Lapeña se manifiesta contra el canon por préstamos bibliotecarios

Carlos Lapeña Morón (Cuenca, 1962), autor de literatura infantil y juvenil y de poesía, bibliotecario de la Biblioteca Municipal “Gloria Fuertes” de Parla (Madrid), escribía en Educación y Biblioteca (n. 156, noviembre-diciembre 2006) el artículo “A vueltas con el canon” que finaliza con la siguiente frase:

En cualquier caso, seguiremos apostando por un préstamo libre de impuestos, hasta que la situación bibliotecaria española sea como merecemos y más allá”.

Carlos Lapeña en Educación y Biblioteca

El premio Nobel de literatura, Dario Fo, contra la directiva europea relativa al canon por préstamos bibliotecarios

Dario Fo (Italia, 1926), actor y dramaturgo italiano, famoso por sus controvertidas obras políticas, ha mostrado una y otra vez su apoyo a los bibliotecarios italianos que luchan contra la implantación de un canon por préstamos en bibliotecas. Lean el siguiente documento que resume el contenido del vídeo disponible en www.nopago.org/documenti/dariofo/fo.wmv

Darío Fo en Educación y Biblioteca

En la Feria del Libro de Madrid, contra el canon bibliotecario

Educación y Bibliotecas julio/agosto 2006

Al igual que en años anteriores, la Plataforma contra el préstamo de pago en bibliotecas aprovechó la Feria del Libro de Madrid para informar a los ciudadanos y seguir haciendo campaña contra el canon. Autores como Andreu Buenafuente, Julio Llamazares, Luis Eduardo Aute, Carlos Lapeña, Ricardo Gómez… mostraron su apoyo contra el canon.

Feria del Libro 2006 en Educación y Biblioteca

Proposiciones no de Ley en los parlamentos autonómicos de Valencia y Madrid

A principios de 2006 en dos comunidades autónomas se presentaron sendas proposiciones no de ley reclamando al Gobierno de España la exención del canon por préstamos en las bibliotecas.

En las Cortes Valencianas lo hizo el Grupo Parlamentario Esquerra Unida-Els Verds-E.valenciana: Entesa y en la Asamblea de Madrid el Grupo Parlamentario de Izquierda Unida.

Artículo en Educación y Biblioteca