Moción del Ayuntamiento de Granada

Recuperamos el texto de la moción que, en su momento (21/07/2004), presentó el Ayuntamiento de Granada manifestándose en contra del préstamo de pago.

El Excmo. Ayuntamiento Pleno acuerda por unanimidad de los presentes, aprobar una Moción conjunta de todos los Grupos Municipales, para apoyo del Ayuntamiento de Granada al actual sistema de préstamos bibliotecarios, que cuenta con el siguiente tenor literal:

“El Manifiesto elaborado por el Grupo de Bibliotecas y Propiedad Intelectual de la Federación Española de Sociedades de Archivística, Biblioteconomía, Documentación y Museístico, junto con otros profesionales del sector apoyado por la Asociación de Bibliotecarios Municipales de Granada recoge su apoyo al Préstamo Público, tanto en las bibliotecas, museos, archivos, hemerotecas, fonotecas y filmotecas de titularidad pública, así como aquellas que pertenecen a entidades de interés general de carácter cultural, científico o educativo sin ánimo de lucro o bien a instituciones docentes integradas en el sistema educativo español, garantizan a las personas el acceso libre e ilimitado al conocimiento, el pensamiento, la cultura y la información. Ejercen una función importante en el desarrollo y mantenimiento de una sociedad democrática, al facilitar el acceso a un amplio y variado abanico de conocimientos, ideas y opiniones. Fomentan la adquisición y mejora de los hábitos de lectura, especialmente entre la población infantil y juvenil. Realizan una labor primordial en el desarrollo de los sistemas educativos que se lleva a cabo a través de todo tipo de instituciones, al poner a disposición de los usuarios y usuarias las obras y creaciones necesarias para el desarrollo de su labor. Actúan como escaparates de la producción cultural existente, al albergar en sus fondos y poner a disposición del público las obras creadas por intelectuales, científicos y artistas. Estos últimos se benefician así del uso gratuito de un canal de publicidad y difusión de sus ideas. Aseguran la difusión, conservación y accesibilidad de las obras de toda índole, más allá de los intereses comerciales puntuales, de la capacidad de distribución de las mismas y de la dictadura del mercado. Ofrecen servicios en un marco de respeto hacia los derechos de autor o autora, sirviendo además como canales para difundir entre sus usuarios y usuarias un conocimiento de dicha materia y formándolos en el uso respetuoso de las obras y prestaciones protegidas. Carecen de finalidades lucrativas, económicas o comerciales, directas o indirectas, buscando como único beneficio el desarrollo cultural, educativo y humano de aquellos a quienes sirven y, por extensión, la mejora del nivel educativo y de competitividad de la sociedad en general. Pertenecen a todos y cada uno de los ciudadanos y ciudadanas ya que se costean con el dinero que todos aportan a través de sus impuestos.”

Junto con este manifiesto, se han realizado diversas acciones como la celebración de las “Jornadas contra el préstamo de pago en bibliotecas” (20-21 de febrero, Guadalajara), la elaboración de distintos manifiestos, una cadena humana compuesta por bibliotecarios, editores, libreros, lectores y autores (la B.E.L.L.A. cadena) que rodeó la Biblioteca Nacional el pasado jueves 22 de abril, una carta al Defensor del Pueblo, firmada por miles de personas, solicitando su apoyo a esta causa o una entrevista con el Defensor del Menor. Actuaciones que también se ha desarrollado en Granada, apoyadas por la Concejalía de Cultura. Es importante insistir en el valor de los servicios de préstamo que ofrecen las instituciones arriba citadas, y en concreto las bibliotecas públicas municipales ya que son un elemento que beneficia al titular como ciudadano y como creador y una herramienta indispensable de creación de lectores y lectoras.

En coherencia con estas actuaciones promovidas por la Concejalía de Cultura y debido a la importancia y trascendencia de la temática arriba indicada, se propone al Excmo. Ayuntamiento Pleno de Granada el siguiente acuerdo:

1. El Ayuntamiento de Granada manifiesta su apoyo a que se mantenga el actual límite de préstamo que contempla la vigente Ley de Propiedad Intelectual en su artículo 37.2 como instrumento eficiente de una política de promoción cultural que, además, está en consonancia con el marco legal creado por la Directiva 92/100/CE sobre alquiler y préstamo de obras en
función de sus políticas de promoción cultural, sino que también otorga la potestad de eximir a determinados establecimientos de la remuneración de dicho pago.

El Ayuntamiento de Granada seguirá secundando todas aquellas iniciativas y propuestas que vayan encaminadas a garantizar la gratuidad en los préstamos.

Reunión con el Director General del Libro, Archivos y Bibliotecas (8-1-2009)

La Plataforma contra el Préstamo de Pago, después de una larga conversación mantenida el día 8 con el Director General del Libro, Archivos y Bibliotecas, desea distribuir las siguientes informaciones:

El reglamento para regular el canon del préstamo va a ser elaborado por el Consejo de Cooperación Bibliotecaria creado por Real Decreto 1573/2007. Este Decreto está en el BOE nº 1 de 1 de enero de 2008 (http://www.boe.es/boe/dias/2008/01/01/pdfs/A00007-00012.pdf), pero anotamos a continuación su composición. Tiene los siguientes vocales:

El Director General del Libro, Archivos y Bibliotecas del Ministerio de Cultura.

El Director General de la Biblioteca Nacional.

Un representante del Ministerio de Educación y Ciencia, con rango de Director General.

Un representante del Consejo de Universidades.

Un representante designado por cada una de las comunidades autónomas y las ciudades
de Ceuta y Melilla.

Tres miembros designados por la asociación de entidades locales de ámbito estatal con
mayor implantación.

El Rector Presidente de la Red de Bibliotecas Universitarias (REBIUN).

Los presidentes de cada una de las cinco comisiones técnicas de cooperación del Consejo (de Cooperación de la Biblioteca Nacional de España y de las Bibliotecas Nacionales y Regionales de las Comunidades Autónomas; de Bibliotecas Públicas; de Bibliotecas Escolares; de Bibliotecas Universitarias y de Bibliotecas Especializadas).

Un vocal a propuesta de las asociaciones profesionales más representativas del sector a nivel nacional, en representación de los sectores profesionales afectados.

Presidente: el titular de la Subsecretaría de Cultura.

Secretario: el Subdirector General de Coordinación Bibliotecaria del Ministerio de Cultura, que actuará en el Pleno con voz pero sin voto.

En 2008, el Ministerio de Cultura ha pagado canon por las compras realizadas por las Bibliotecas de titularidad estatal. Tal y como establece la ley de la lectura, el libro y las bibliotecas, se ha aplicado la cantidad de 0,20 € a cada ejemplar adquirido, lo que ha dado como resultado la cifra de 111.000 €.

Con respecto a las bibliotecas municipales, algunas CCAA se han planteado asumir su canon (los ayuntamientos, en general, están en contra de pagarlo). Pero, salvo en el caso de Navarra, que ya lo ha asumido, no es posible administrativamente porque la titularidad de las bibliotecas no es suya. Las demás, de momento, no pagan.

Y, aunque la disposición final de la ley de la lectura, el libro y las bibliotecas dice en su apartado 2 que las bibliotecas “remunerarán a los autores por los préstamos que realicen de sus obras” (no se habla de remunerar a los editores), la asociación Cedro distribuye la cantidad que recauda entre editores y autores al 50%.

El Ministerio está relativamente satisfecho porque el canon no ha supuesto en 2008 un gasto grande. Pero la Plataforma ha mostrado su disconformidad por la filosofía subyacente. Las bibliotecas, con su trabajo, divulgan ampliamente la producción editorial y eso redunda en un gran incremento de las ventas. Es ilógico e injusto que tengan que pagar por hacer una propaganda tan provechosa para el sector editorial.

Por otra parte, las bibliotecas españolas distan mucho de estar “armonizadas” con las de muchos países europeos. Como se puede ver en el reciente libro Las bibliotecas públicas en España: dinámicas 2001-2005, el préstamo habitante/año ha pasado de 0.84 (2001) a 1.18 (2005). La media europea en 1998 era de 4.9 documentos prestados por habitante.

Por todo ello, la Plataforma ha instado al Ministerio a promover la modificación de la directiva europea del canon bibliotecario, colaborando de esa manera en la construcción de una Europa más social. En 2010 España presidirá la UE, y sería un gran logro que en esos meses se produjera el cambio de la directiva.

El Director General se ha comprometido a estudiar la viabilidad de esa petición. Pero la Plataforma tiene claro que, decida lo que decida el Ministerio, los bibliotecarios debemos seguir movilizándonos porque nuestra larga acción contra el canon ha dado muy buenos resultados.

En breve la Plataforma propondrá una serie de acciones para seguir manifestando el rechazo que el canon del préstamo provoca en nuestro país.