“Por ti, por mí… por la Profesión” (Manifiesto de la COABDM en defensa de las bibliotecas y los bibliotecarios)

Madrid, Febrero de 2012

Por ti, por mí… por la Profesión

La Plataforma para la creación del Colegio Profesional de Archiveros, Bibliotecarios y Documentalistas (Plataforma COABDM), ante los últimos acontecimientos en torno al sistema bibliotecario de la ciudad de Madrid manifiesta:

– Que el derecho a la información es una condición fundamental para el desarrollo de la democracia, así como para que los ciudadanos puedan pensar, opinar y actuar libremente.

– Que las Bibliotecas son imprescindibles en la Sociedad de la Información actual, puesto que son las garantes del derecho de los ciudadanos a informarse y crear un pensamiento crítico.

– Que apoya sin matices el “Manifiesto de la UNESCO en favor de las Bibliotecas Públicas”, en el que se escribe, entre otras cosas:

El bibliotecario es un intermediario activo entre los usuarios y los recursos. Es indispensable su formación permanente para que pueda ofrecer servicios adecuados. Habrán de establecerse programas de extensión y de formación del usuario con objeto de ayudarles a sacar provecho de todos los recursos.

– Que los Archiveros, Bibliotecarios, Documentalistas y Gestores de la Información garantizan el derecho de acceso a la información de una forma adecuada, facilitando la educación, la formación y la transmisión del conocimiento, lo que hace que sean un Servicio fundamental a la Sociedad.

– Que respeta enormemente la labor de los miles de voluntarios que realizan su tarea en España, sin excepción alguna, y les agradece el beneficio que reportan a la sociedad.

Solicita:

– Que se reconozcan públicamente los valores sociales que la gestión de información tiene para la sociedad en su conjunto.

– Que se valore la profesión de archivero, bibliotecario y documentalista como se merece y se deje de estigmatizar y devaluar su función, que no es otra que la de ofrecer el mejor servicio de organización y recuperación de información, con los beneficios que ello representa.

– Que se valore y se entienda que los Archiveros, Bibliotecarios, Documentalistas y Gestores de la Información, no son un gasto improductivo sino una auténtica inversión, ya que gracias a la gran labor y esfuerzo que realizan, tanto en empresas públicas como privadas, ahorran gran cantidad de recursos financieros al tener la información y documentación adecuadamente tratada, gestionada y organizada.

– Que se paren los procesos abiertos de regulación de empleos en los servicios documentales, públicos y privados, ya que propician una bajada en la calidad en la prestación de servicios de información que creemos inaceptable.

– Que se restituya la Dirección General de la Biblioteca Nacional de España, puesto que al ser suprimida, se eliminó de raíz el prestigio de una de las mejores instituciones culturales que tiene este país.

– Que las Bibliotecas Públicas ofrezcan un servicio de calidad como lo han estado prestando hasta ahora, con personal formado y cualificado, por lo que rechazamos el uso de voluntarios para cubrir posibles funciones de trabajadores asalariados

http://coabdm.wordpress.com/2012/02/28/por-ti-por-mi-por-la-profesion-manifiesto-en-defensa-de-las-bibliotecas/

Manuel Rodríguez Rivero: “El origen del mundo”

Reproducimos un extracto del artículo que Manuel Rodríguez Rivero escribió para Babelia, suplemento cultural del diario El País, el pasado 9 de Febrero.

[…]

“Si necesitan refrescar los motivos por los que hay que amar las bibliotecas públicas, en la web noalprestamodepago.org encontrarán una docena. Es ahora, en medio de una recesión feroz que deja (a fecha de hoy) cinco millones y pico de víctimas directas y la sensación general de fin de época, y de que ya nada volverá a ser igual, cuando esas magníficas instituciones de primera necesidad exhiben su más alto valor social. En 2010, último año del que disponemos cifras agregadas, las más de 5.000 bibliotecas españolas prestaron sesenta millones de documentos, de los que casi treinta y ocho millones fueron libros. Sobre todos los temas y asuntos imaginables: para entretener los ocios, para aprender un oficio, para preparar viajes y oposiciones, para conocer las técnicas del amor, para reparar el automóvil, para comprender los motivos por los que la mascota doméstica anda mohína, para informarse acerca del tumor que le acaban de diagnosticar al usuario, para descubrir la propia comarca, para leer en voz alta a la madre enferma. Libros para despejar supersticiones y brumas del alma, para indagar en el pasado, comprender el presente y conjeturar el futuro. Las bibliotecas, que tanto han mejorado en los sucesivos Gobiernos de la Democracia, deberían quedar al margen de la crisis, aunque sea por la razón de que siempre dan más a la sociedad de lo que de ella reciben. Y, sin embargo, ahí las tienen, zarandeadas por los recortes como si se trataran de un lujo prescindible, de un capricho ciudadano, de una verbena superflua en la que se ha gastado demasiado. Los Gobiernos neoliberales estatales y autonómicos (los de iure y los que de facto practican sus políticas) han disminuido las partidas presupuestarias a ellas destinadas, afectando al personal, a la renovación y compra de materiales, a las actividades comunitarias que allí se realizan, a su salud institucional. Los recortes a las bibliotecas atentan contra el derecho de todos a la información y a la educación, a la igualdad de oportunidades, a la formación y consolidación de los valores democráticos. En estos momentos en que se multiplican las amenazas contra las bibliotecas (incluyendo la subcontratación y privatización de determinados servicios, la restricción de horarios, los despidos de personal interino y el préstamo de pago), nuestro deber como ciudadanos es reivindicar con decisión la biblioteca como ámbito comunitario. Sobre todo ahora, cuando el señor Wert (¿recuerdan aquellas tertulias preelectorales en que se producía como un moderado socialdemócrata?) se muestra tan proclive a aumentar las ayudas destinadas a la “fiesta nacional” y no tanto a facilitar la vida a las bibliotecas transferidas.”

[…]

http://cultura.elpais.com/cultura/2012/02/09/actualidad/1328807989_879647.html

Mesa informativa en Usera (17-2-12 a las 18:00)

El próximo Viernes 17 de Febrero a las 18:00, la Asociación de Vecin@s Barrio Zofío instalará una mesa informativa frente a la Biblioteca Pública de Usera “José Hierro” para informar de los recortes que viene sufriendo desde el pasado mes de Junio: reducción de horarios de apertura, ausencia de nuevas adquisiciones, anulación de actividades complementarias y talleres, reducción del número de grupos y de la periodicidad que se ofrecen a los centros educativos para que hagan uso dentro de sus actividades, eliminación de la suscripción a diversas revistas, oferta escasa de libros y audiovisuales, etc…

Pretenden con ello concienciar a l@s usuari@s y a la ciudadanía en general de las amenazas que se ciernen sobre este servicio básico. ¡Acude!

Un año más, insumisión

La resistencia de las bibliotecas ante el pago del canon por préstamo público se repite.

Tal como informan desde la COABDM, el dinero recaudado por CEDRO bajo este concepto fue tan escaso en 2011 que ni siquiera le vale la pena realizar su reparto, por lo que ha decidido esperar un año y sumarlo a la recaudación de 2012.

Falsa esperanza, pues a la insumisión bibliotecaria se une el hecho de que los recortes presupuestarios impuestos a estas instituciones han mermado radicalmente su capacidad de adquirir nuevas obras. Y CEDRO debe de ser el único que todavía no ha querido enterarse de que las bibliotecas son las mejores clientes de l@s autor@s

La Marea Amarilla en defensa de los servicios públicos madrileños (7-2-12)

La Marea Amarilla estuvo presente en la manifestación convocada por los sindicatos madrileños el pasado 7 de Febrero, para protestar contra las medidas impuestas a l@s trabajador@s públic@s en la Ley de Medidas Fiscales y Administrativas aprobada el 27 de Diciembre de 2011.

Como un pequeño sol entre la Marea Verde de la enseñanza pública, la Marea Blanca de la sanidad pública y la “marea roja” de los bomberos, la Marea Amarilla consiguió popularizar su lema “Menos voluntarios, más bibliotecarios”, alusivo a la ocurrencia del Ayuntamiento de Madrid de sustituir a la plantilla bibliotecaria por personal voluntario.

¡Seguimos siempre en la brecha, allá donde haya que defender los servicios públicos!

Crónica de la Marea Amarilla

El pasado Sábado 4 de Febrero el frío no pudo vencer a la Marea Amarilla, que se extendió como un tsunami imparable por todos los rincones de la península (¿y más allá?).

A mediodía, la puerta de la Biblioteca Nacional se vio inundada de camisetas amarillas que, tras colgar una gran pancarta en la verja de la veterana institución, se reunieron en torno a un megáfono para exponer sus 12 razones para amar las bibliotecas públicas. A continuación, se desplegaron en una cadena humana (casi) monocromática para rodear la cabecera del Sistema Español de Bibliotecas y darle el calor que necesita.

En todo momento, codo con codo con l@s compañer@s de la propia BN que luchan contra su creciente proceso de subcontratación y que han hecho su propia crónica de la jornada.

No obstante, la Marea Amarilla ya había arrancado 24 horas antes, concretamente de la Biblioteca Pública “Arroyo de la Miel” de Benalmádena (Málaga), que concentró en sus puertas a bibliotecari@s y usuari@s en defensa del mismo objetivo.

Otro punto caliente de este Sábado, con una larga trayectoria de lucha vecinal, fue el que rodeó a la clausurada Biblioteca Pública “Las Palomas” del Zaidín (Granada). Su despliegue de imaginación incluyó pasacalles, música en directo, performance gimnástica y una rica paella, todo ello encaminado tanto a la reivindicación festiva como a la recuperación del dolorido tono muscular.

Y, por supuesto, la combativa Biblioteca Regional de Murcia hizo lo propio a la hora acordada, igual que la Biblioteca Pública “Casa de las Conchas” (Salamanca) utilizando su propio salón de actos para la convocatoria.

La Marea Amarilla ha dejado un extenso rastro a su paso, cuya pista puede seguirse minuto a minuto en Facebook con la contribución de todo el mundo a la comunidad Yo AMO las Bibliotecas Públicas, y también en nuestra pestaña “Descarga de archivos” (con numerosos documentos audiovisuales).

¡Pero esto acaba de empezar! Os recordamos que el próximo objetivo es inundar las bibliotecas de cartas de amor dirigidas a ellas, y ya podéis dar rienda suelta a vuestra imaginación para diseñar los mejores buzones. Amarillos, desde luego.

Nuevas adhesiones a la Marea Amarilla (IV)


El colectivo bibliotecario de Murcia, tan activo como siempre, se une a la Marea Amarilla a través de INDEX (Asociación de Profesionales de la Información y Documentación de la Región de Murcia) con una concentración y foto de grupo en la escalinata de la Biblioteca Regional, igualmente el Sábado 4 de Febrero a las 12:00. Su bonito lema es “Bibliotecas públicas: úsalas, ámalas, únete”.