Quedada bibliotecaria en Madrid para la manifestación de la huelga general

Los bibliotecarios van a volver a sacar a relucir sus camisetas amarillas en las manifestaciones -que se espera serán impresionantes- del día 29M, el de la huelga general.

En Madrid, en concreto, Bibliotecaria Sin Tijeras ha quedado para ir a la manifestación con todas sus compañeras y compañeros bibliotecarios a las 17.30 en la estatua de Velázquez del Museo del Prado.

Todos aquellos bibliotecarios, archiveros, documentalistas y demás serán bienvenidos. Los que tengan camisetas amarillas y los que no. Los que hayan hecho huelga y los que no hayan podido o hayan querido hacerla. Todos juntos volveremos a luchar contra la Reforma Laboral y los recortes que tanto están afectando a nuestros centros.

Por lo pronto BST está afinando su voz para volver a gritar los eslóganes que ya son clásicos en estas ocasiones:

“¡Espe, cateta, visita una biblioteca!”

“¡Menos voluntarios y más bibliotecarios!”

“Botella, voluntario ni a una paella”

(Y con la música de la cucaracha):

“La biblioteca, la biblioteca…

ya no puede funcionar

porque le faltan, porque le faltan…

bibliotecarios de verdad”

Sobre la huelga 29M en las Bibliotecas Públicas de Madrid.

Bibliotecaria Sin Tijeras quiere compartir con todos vosotros este comunicado que ha encontrado en la Red:

‘Llamamiento de CNT-AIT a la huelga en las Bibliotecas Públicas de Madrid

[…]

En el caso de las Bibliotecas Públicas, la situación no parece ir mucho mejor. Todos y todas conocemos los efectos de los recortes presupuestarios en nuestras bibliotecas; nadie puede negar ya la falta de inversión pública en servicios esenciales como la adquisición de libros, la atención al usuario y la contratación de personal.

Los recortes y cierres de bibliotecas que estamos sufriendo es un hecho que no podemos seguir tolerando, hay que luchar por una cultura libre y gratuita para todos y todas. En este sentido, y entendiendo que el problema de la gestión pública de la cultura es un problema que nos afecta directamente como trabajadores y trabajadoras, no podemos por menos que apoyar la convocatoria de huelga para el próximo 29 de marzo. En muchos puestos de empleo público de nuestras bibliotecas se cobran sueldos de miseria, laborales e interinos pueden ser despedidos en cualquier momento, el acoso laboral está a la orden del día, la temporalidad es más elevada que en el sector privado. Además, no podemos olvidar la situación de precariedad extrema de los trabajadores y trabajadoras subcontratadas en situación de cesión ilegal, realizando el mismo trabajo pero con un salario inferior y sin derechos laborales en la práctica.

Nosotros/as lo tenemos muy claro, ésta es una más de las crisis del capitalismo pero también es una crisis de gestión de los presupuestos públicos, del despilfarro y, sobre todo, de desvío de capital público a empresas privadas utilizando como instrumento la fórmula de la subcontratación en la Administración Pública, que ni se sostiene en términos de presupuesto ni garantiza la estabilidad laboral que demandamos los/as trabajadores/as. Y, por si fuera poco, ahora pretenden que en nuestras bibliotecas públicas no sólo estemos en precario sino que – además – seamos sustituidos por personal voluntario y/o parado sin remuneración alguna.

¿Hasta cuándo vamos a permitir tantos abusos? Llevamos décadas perdiendo poco a poco los derechos que tanto esfuerzo costó lograr con las luchas obreras del pasado. La facilidad del despido, el aumento de jornada laboral, la disminución de salarios, la movilidad, etc., son claros ejemplos de esta situación en la que nos encontramos.

Compañeros y compañeras, no hay nada que negociar con el Gobierno y con la Patronal, esta reforma laboral la tenemos que tumbar con nuestra lucha como siempre se ha hecho, con organización entre iguales al margen de los Comités de Empresa; porque es nuestra lucha y nadie mejor que nosotros/as mismos/as para defenderla. Lucha junto a tus iguales en tu puesto de trabajo y también en las calles; apoya la HUELGA. El 29 de marzo no acudas a tu puesto de trabajo y organízate ese día para que les quede bien claro que tienes derecho a decidir y a luchar por tus derechos. Nuestra fuerza está en el apoyo mutuo y la solidaridad entre iguales.

EL 29 DE MARZO NO VAYAS A TRABAJAR
ES LA HORA DE LUCHAR’

 

Mensaje a l@s voluntari@s de las bibliotecas públicas madrileñas

Si usted es un voluntario que de verdad ha ido voluntariamente a colaborar en una biblioteca, le pedimos por favor que lea las líneas que van a continuación.

Somos bibliotecarios, y queremos decirle que las bibliotecas públicas españolas, que hasta hace bien poco eran malas y pobres, han ido consolidándose como servicio público de calidad en los últimos cuarenta años. Todavía les falta bastante para llegar a tener los recursos de que disfrutan las de otros países europeos, pero han alcanzado niveles que podemos calificar como dignos.

Pero en estos momentos, con la excusa de la crisis, las bibliotecas están sufriendo un rápido deterioro. Se están recortando sus presupuestos –a veces hasta la desaparición total-, se están acortando sus horarios de apertura y se están reduciendo sus plantillas de personal. En unos meses estamos retrocediendo a niveles que creíamos superados por completo.

Algunos políticos, que no han debido de visitar una biblioteca en su vida, opinan que las bibliotecas pueden funcionar con personas voluntarias. O con personas que, mientras encuentran trabajo, son nombradas voluntarias por decreto.

Nosotros queremos decirle que eso no es cierto. Las bibliotecas, tradicionalmente, agradecen mucho todo tipo de colaboraciones y abren sus puertas de par en par a los voluntarios. Pero no para hacer los trabajos básicos, que necesitan los conocimientos de un bibliotecario profesional, sino para colaborar en tareas de alguna manera complementarias que, aun cuando los presupuestos de la biblioteca son aceptables, no se podrían hacer si no fuera gracias a colaboraciones voluntarias. Nos referimos, por ejemplo, a ir a domicilios de personas que no pueden salir de casa, para llevarles libros o leer para ellas en voz alta; a ayudar a hacer los deberes a los niños en la biblioteca; a coordinar un club de lectura… Nos referimos a tareas que, aunque las realice un voluntario, no implican la desaparición de un puesto de trabajo.

Lo que han planteado ahora algunos políticos -abrir bibliotecas con voluntarios-*, significa suprimir puestos de trabajo cualificados, algo manifiestamente ilegal. Quienes plantean eso simulan creer que cualquier persona sin cualificar puede hacer ese tipo de trabajo, y eso no es cierto.

Le pedimos por favor que piense si la tarea que le han encomendado como voluntario contribuye a esa degradación del trabajo bibliotecario. Le pedimos que sólo admita ser voluntario en una biblioteca si es para hacer una tarea que no implica la desaparición de un puesto de trabajo.

Si es usted un voluntario forzoso, le pedimos que, dentro de sus posibilidades, no colabore con una medida que significa trabajar sin percibir un sueldo. Hay que recordar a los políticos que los trabajos necesarios para la sociedad hay que pagarlos.

Y si es un bibliotecario que contempla la realización de prácticas voluntarias como forma de enriquecer su currículum, por favor no persista en esa idea. Piense que, si en esta difícil situación hay bibliotecarios que aceptan trabajar en una biblioteca sin sueldo, se alejará cada vez más, para ellos y para todos los demás, la posibilidad de ganarse la vida con su profesión.

Plataforma Contra el Préstamo de Pago en Bibliotecas

* La Ley 3/1994, de 19 de mayo, del Voluntariado Social en la Comunidad de Madrid (BOCM 24-5-1994), dice que uno de sus principios básicos es “Impedir que la fórmula del Voluntariado pueda utilizarse para encubrir el fraude de derechos laborales o sustraer indebidamente puestos de trabajo”.

Y en el marco más general, la Ley 6/1996, del Voluntariado (BOE 17-1-1996), dice en su artículo 3: “La actividad de voluntariado no podrá en ningún caso sustituir al trabajo retribuido”.

Bloque amarillo-bibliotecario en la manifestación contra los recortes de los servicios públicos en Madrid

El próximo Jueves 22 a las 18:30 habrá en Madrid una manifestación en contra de los recortes en los servicios públicos. Bibliotecarios madrileños hartos de sufrir despidos, recortes y voluntarios proponen juntarnos todos los que podamos a las 17:30 junto a la estatua de Velázquez del Museo del Prado.

Se nos reconocerá porque muchos iremos con camisetas amarillas y pancartas, para formar un bloque propio de la Marea Amarilla bibliotecaria.

Para los que aún no las tengan recordamos que las camisetas y las chapas se venden en SEDIC y en la librería Traficantes de Sueños.

Esperamos veros a todos por allí. A los bibliotecarios de la Comunidad, a los municipales de Madrid y de otras localidades. A los que estan en bibliotecas universitarias, en la Nacional, en bibliotecas especializadas, etc.. . Los recortes, por desgracia, los sufrimos y los sufriremos todos.