Siguen los despidos de bibliotecarios: Velilla de San Antonio en Madrid

Es triste ver -piensa Bibliotecaria Sin Tijeras- como las medianas y pequeñas poblaciones de nuestro país van, de una manera silenciosa, aplicando las tijeras a sus bibliotecas.

Ahora BST se ha enterado que este pasado sábado 31 de abril era el último día de trabajo de una bibliotecaria de Velilla de San Antonio. Sí porque en este pueblo del Corredor del Henares madrileño trabajaba Rosa gracias a la subvención del Proyecto Interactúa para Corporaciones locales.

Era un buen ejemplo de esas políticas activas de empleo que el Gobierno recortó en un  21,2% en los Presupuestos presentados justo el día antes de que Rosa se quedase sin empleo porque no se renovó la subvención, ni tampoco su contrato.

Ahora en la biblioteca de Velilla sólo queda personal administrativo atendiendo su biblioteca. Y una profesional más en el paro. Un desolador panorama que BST se teme sea similar al de muchas otras bibliotecas municipales españolas.