Otro pueblo que se queda sin biblioteca: Agolada (Pontevedra).

Bibliotecaria Sin Tijeras quiere compartir con sus lectores la carta que Luna Leda ha escrito -vía Bibliotecarios gallegos indignados– al alcalde del municipio pontevedrés de Agolada. Allí, como BST se teme que está pasando en tantos otros pequeños pueblos de España, se van a quedar sin biblioteca [la traducción del gallego es suya]:

‘Señor alcalde de Agolada,
Somos un grupo de profesionales de bibliotecas preocupados/as por la noticia sobre la supresión del servicio de biblioteca en su Ayuntamiento (ver noticia Agolada cierra la biblioteca, la casa de la cultura y una piscina). Entendemos que a coyuntura económica actual no es la más adecuada para mantener servicios innecesarios; no obstante, consideramos la biblioteca como uno de los servicios fundamentales de los municipios. Está demostrado que el uso de las bibliotecas aumenta precisamente en tempos de crisis (ver noticia Las bibliotecas, refugio ante la crisis), y resultan básicas para la formación, la información y mismamente el ocio de las personas (si, también tenemos que gozar de interés de ocio entre tantas noticias pesimistas). En muchos lugares, de hecho, las bibliotecas son el servicio más valorado por los ciudadanos (ver noticia Las Biblioteques de Barcelona vuelven a ser el servicio municipal mejor valorado por los ciudadanos). No pretendemos (ya quisiéramos) que se preste un servicio como el que se presta en una gran ciudad como es Barcelona, pero Agolada merece un servicio bibliotecario de calidad como todo el mundo y pedimos la recuperación de la biblioteca para todas y todos los agoladeses. De seguro, ¿no habrá más de lo que prescindir?
Atentamente’

Esta es la dirección del buzón del Ayuntamiento de Agolada al la que se puede mandar la carta.