CONSEGUIDO, la Biblioteca de Agolada (Pontevedra) tendrá otra oportunidad.

Erase que se era una biblioteca de un pequeño pueblo gallego que los ignorantes fundamentalistas de la “austeridad” a ultranza iban a cerrar. Una biblioteca más que caía víctima de los recortes.

La bibliotecaria de Agolada, Inma Galego. Fuente: M. SOuto. La Voz de Galicia.

Pero allí estaba Luna Leda, una bibliotecaria, que descubrió la noticia y no se quedó en la queja y decidió actuar. Primero hizo una carta de protesta -“Xentiña indignada, a ver que vos parece a carta que escribín. Quen a asinaría?”. Luego promovió una petición pública de recogida de firmas en Change.org.

Todo esto debió de llamar la atención de ANABAD-Galicia que está realizando una impagable labor en defensa de las bibliotecas de su Comunidad. En este caso publicó un Comunicado ante el cierre de la Biblioteca de Agolada.

Este movimiento de apoyo a la biblioteca debió de causar impacto en la localidad de 2.926 habitantes. Así que finalmente la oposición municipal presentó la moción de seguir abriéndola al menos algunos días y la alcaldía la aprobó. Se consiguió que la biblioteca de Agolada tenga otra «oportunidad»

Como dice Olimpia López, presidenta de ANABAD-Galicia, Serán dous días, finalmente, “unha solución moito mellor que o pech [cierre], en calquera caso”. Que añade que sin embargo la situación de Agolada se está reproduciendo en muchos otros pueblos de Galicia. Y de España, añade Bibliotecaria Sin Tijeras que cree que hacen faltan muchas más valientes Lunas Ledas y ANABADs-Galicia más para salvar todas esas bibliotecas que están siendo condenadas a desaparecer.