Tras los Ayuntamientos, las Diputaciones

Recogemos esta estupenda noticia publicada por La Vanguardia el pasado 21 de Octubre:

Diputación de Valencia pide que se exima a las bibliotecas públicas del pago del canon por préstamos de libros

El pleno de la Diputación de Valencia ha aprobado este martes una propuesta presentada por el grupo Compromís en la que solicita al Gobierno nacional que la totalidad de las bibliotecas públicas queden exentas del pago del canon por el préstamo de obras.

El documento recoge que el Boletín Oficial del Estado publicó en agosto el Real Decreto 624/201 por el que se desarrolla el derecho de remuneración a los autores por los préstamos de sus obras realizados en determinados establecimientos accesibles al público.

La propuesta del grupo Compromís, que ha recibido los votos a favor de toda la oposición –PSPV, Esquerra Unida y Compromís– y la abstención del grupo popular, solicita que el Ejecutivo modifique el artículo 2.2 del decreto a los efectos de declarar la totalidad de bibliotecas públicas el pago de este tributo, en virtud de la posibilidad establecida por el artículo 6 de la Directiva 2006/115/CE, de 12 de septiembre, que permite a los estados miembros eximir el pago del canon a las entidades de utilidad pública.

El diputado de Compromís Emili Altur ha destacado que “a lo largo del decreto se establece el cálculo de las remuneraciones del préstamo de obras protegidas por derechos de autor que se lleven a cabo en los establecimientos accesibles al público”.

[…]
Por su parte, la responsable del Área de Cultura de la Diputación de Valencia, María Jesús Puchalt, ha apuntado que era una de las mociones “ante las que la postura no se puede simplificar con un sí o un no dada la complejidad del tema”.

“Existen dos excepcionalidades, las bibliotecas docentes y los municipios menores de 5.000 habitantes, y con eso se ha dicho que sí, toda la excepcionalidad enorme que antes se creó es lo que nos impuso las dos sentencias condenatorias”.

Así, Puchalt ha mencionado que “en cuanto al aspecto jurídico, la moción tiene poco recorrido”. “Para los tribunales lo importante es cumplir con lo juzgado y para el Gobierno cumplir con las leyes”, ha manifestado. Por tanto, ha indicado, “no votamos en contra de la moción porque hay que armonizar el acceso gratuito y los derechos de los autores”.

Respecto a Esquerra Unida, su diputada, Rosa Pérez, ha votado a favor de la moción porque “afecta a las bibliotecas públicas”. Por su parte, la representante socialista Concha Andrés, ha apuntado que “se ha reducido la adquisición de libros y no es un buen momento para incluir esta tasa”.