Privatización de la Biblioteca de Caja Madrid en Fuencarral

Reproducimos la noticia y petición de ayuda que nos llega de la Coordinadora por lo Público de Fuencarral-El Pardo (Madrid):

La Biblioteca de Caja Madrid, situada en la calle de Ponferrada 14, en el Barrio del Pilar, que contaba con 222 puestos de lectura, ha sido durante muchos años un lugar imprescindible de estudio y consulta para los vecinos y vecinas, muy utilizado por muchas personas de distintas edades. En el 2011, se reformó, mejorando sus equipamentos.

Una vez reformada, la Biblioteca cerró sus puertas y el inmueble fue cedido gratuitamente en 2012 a la fundación familiar “Carmen Pardo Valcarce”, creada por Carmen Cafranga, Consejera de Caja Madrid, conocida últimamente como usuaria de las “tarjetas Black”, con la que gastó 173.000 € en toda clase de lujos.

Se da la circunstancia de que Carmen Cafranga no sólo formaba parte de Consejo de Administración de la Caja que aprobó ese “Plan de cesión de Espacios”, sino que también era miembro del Consejo de Administración de GECESA, sociedad propiedad 100% de Caja Madrid, que gestionaba los centros de la Obra Social y participó activamente en el diseño del plan para su desmantelamiento y adjudicación.

En estos momentos y dentro del emporio de inmuebles, negocios y locales que tiene esa fundación, la Biblioteca, además de haber perdido todos sus libros, está siendo utilizada como Oficina de Empleo de discapacitados, un ejemplo más de la privatización de servicios públicos y que, en cualquier caso, dada también la importancia de este tipo de atención social, podría instalarse en
cualquier otro de los múltiples inmuebles que posee esa fundación, de forma que el barrio recupere una Biblioteca que realizaba un servicio fundamental.

Hay que señalar que en todo el distrito de Fuencarral, con más de 230.000 habitantes, solo tenemos dos Bibliotecas. La Biblioteca municipal José Saramago y la Biblioteca de la Comunidad de Madrid Rafael Alberti, que en total suman una superficie de 3.792 m2, cuando los estándares de bibliotecas, según
la Federación Española de Municipios, debería ser de 3.510 m2 por cada 50.000 habitantes.

Desde la Coordinadora por lo Público de Fuencarral-el Pardo exigimos:

1. La inmediata devolución del inmueble al barrio, para que cumpla con su anterior función.

2. Que sea gestionada por el Ayuntamiento y que en su gestión participen los colectivos sociales del Distrito.

3. Conocer el destino de los libros existentes en la Biblioteca.
Cartel lacaja