Moción del Ayuntamiento de El Casar (Guadalajara)

AL PLENO DEL AYUNTAMIENTO

D. Fernando Duarte Domarco

Portavoz del Grupo Municipal Izquierda Unida, presenta, para su discusión y aprobación, la moción que más tarde se enunciará y que tiene como base los siguientes

ANTECEDENTES

La UNESCO y la Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecarios, afirman, en el Manifiesto a favor de la Biblioteca s Públicas, lo siguiente:

“La biblioteca pública, paso obligado del conocimiento, constituye un requisito básico de la educación permanente, las decisiones autónomas y el progreso cultural de la persona y los grupos sociales.

Este manifiesto proclama la fe de la UNESCO en la biblioteca pública como fuerza viva de la educación, cultura e información y como agente esencial de fomento de la paz y los valores espirituales en la mente del ser humano.

Así pues, la UNESCO alienta a las autoridades nacionales y locales a que apoyen las bibliotecas públicas y participen activamente en su desarrollo.”

Dentro de las bibliotecas públicas, las bibliotecas municipales –el 96% de todas las bibliotecas en nuestro país-, son la primera célula para el desarrollo de las políticas culturales. Así lo entiende la Ley Reguladora de las Bases del Régimen Local, cuyo artículo 26.1 dice que los municipios de más de 5.000 habitantes deberán prestar, entre otros, los servicios bibliotecarios. Y así lo entienden los propios municipios, muchos de los cuales mantienen una biblioteca abierta sin llegar a ese nivel de población.

Una de las actividades básicas de las bibliotecas es el préstamo de libros, afectado por la Directiva europea 2006/115/CE (antes Directiva 92/100/CEE) sobre derechos de alquiler y otros derechos afines a los derechos de autor en el ámbito de la propiedad intelectual. En ella se otorga a los derechohabientes la posibilidad de prohibir a las instituciones públicas el préstamo de sus obras, dando a los Estados miembros la alternativa de adquirir el derecho a prestar dichas obras mediante una remuneración.

Pero hay un artículo en la Directiva, el 5.3, que dice que Los Estados miembros podrán eximir a determinadas categorías de establecimientos el pago de la remuneración. De hecho, el Informe de la Comisión de las Comunidades Europeas al Consejo, al Parlamento Europeo y al Comité Económico y Social sobre el derecho de préstamo público en la Unión Europea fechado en septiembre de 2002, constata que “la mayor parte de los países hacen uso de la posibilidad de eximir a determinadas instituciones de préstamo del derecho de
préstamo público”.

Las bibliotecas públicas españolas, y especialmente las municipales, distan mucho de alcanzar los niveles medios europeos en cuanto a cantidad, calidad de materiales, número de usuarios y préstamos. La obligación de pagar un canon por los préstamos realizados supondría un nuevo concepto de gasto, y eso es especialmente grave para los municipios, las instituciones con presupuestos más débiles.

La aplicación de un canon al préstamo bibliotecario, que es la actividad fundamental de este servicio público a la ciudadanía, supone un grave obstáculo a la mejora de nuestras bibliotecas y a su equiparación con las de otros países.

Por todo ello, se presenta al Pleno del Ayuntamiento la siguiente

MOCIÓN

1) Este Ayuntamiento solicita al Gobierno de España que declare a las bibliotecas públicas municipales exentas del pago por préstamo, atendiendo la posibilidad recogida en el artículo 5.3 de la Directiva 2006/115/CE (antes Directiva 92/100/CEE) sobre derechos de alquiler y otros derechos afines a los derechos de autor en el ámbito de la propiedad intelectual.

2) Este Ayuntamiento manifiesta su rechazo y disconformidad con el establecimiento de una tasa por préstamo en bibliotecas públicas, e insta al Gobierno de España a pedir la derogación de la Directiva europea que lo regula, a sabiendas de que esa reglamentación provoca igualmente el rechazo de otros países europeos.

3) De este acuerdo se dará traslado a las siguientes instituciones: Parlamento Europeo, Ministerio de Cultura, Consejería de Cultura del Gobierno autónomo, Federación Española de Municipios y Provincias, Sociedad General de Autores y Editores, Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecarios European Bureau of Library, Information and Documentation Associations, Federación Española de Sociedades de Archivística,
Biblioteconomía, Documentación y Museística y Confederación Española de asociaciones de Archiveros, bibliotecarios, Museólogos y Documentalistas.

En El Casar, a 23 de julio de 2008

Ojalá los libros fueran coches

Reproducimos el artículo de José Cervera publicado en su blog Retiario y licenciado bajo Creative Commons By.

¿Qué es más irritante, ser robado o que lo tomen a uno por idiota? En este día del libro nuestros políticos nacionales, de la mano de los europeos, han conseguido la rara hazaña de irritarnos a la vez por ambos conceptos. Por una parte crean una nueva tasa sobre los libros según cómo se usen: los que estén en bibliotecas pagarán extra. Por otro aseguran que en ningún caso será el usuario el que abone la tasa, puesto que los gobiernos central y autonómico se encargarán de su pago. ¿Y con qué dinero, cabe preguntar, con el sueldo de los señores diputados o europarlamentarios? No: con el de los presupuestos que sufragamos todos los ciudadanos con nuestros impuestos. Y todo para favorecer a unos particulares: en concreto a una industria anclada en una lógica perversa basada en controlar y cobrar una y mil veces el producto una vez vendido.

Para entenderlo, usemos una analogía: imagine que la venta de coches funcionase como la edición de libros o música. Usted compraría un coche, y lo pagaría, y sería suyo. Pero dentro de su precio se incluiría una compensación al fabricante por el negocio que pueda perder si le presta usted su coche a un amigo (canon por reproducción mecánica). Asimismo las empresas de alquiler de automóviles deberían indemnizar al fabricante por sus pérdidas, dado que quien alquila no compra (canon de bibliotecas). El fabricante también cobraría un tanto por litro de gasolina vendido, ya que la mayoría de la gasolina se usa en automóviles (canon por copia privada). Por fin, para llevar otras personas en su coche tendría que pagar otra vez (comunicación pública). Sin duda la industria automovilística solicitaría también duras leyes para acabar con la piratería, con tanta gente comprando gasolina sin canon, prestando el coche durante semanas o viajando con amigos sin pasar por caja. Incluso se hablaría de un diabólico invento llamado ‘ferrocarril’ capaz de transportar a miles sin pagar un euro por ningún concepto… un invento que la industria estaría intentando ilegalizar, o controlar, o mejor aún cerrar. Porque de lo contrario ¿qué sería de los pobres diseñadores de automóviles?

Pero claro, no es lo mismo. El gobierno no tiene entre sus funciones y objetivos el fomento del parque automovilístico, ni tiene un compromiso especial con los diseñadores de automóviles. Sí que tiene entre sus funciones y objetivos el fomento de la cultura , y entre sus compromisos uno muy especial con los autores, a través de sus representantes. Quizá tanta atención sea la causa última del desastre que se avecina: del modo como los defensores de la cultura y los encargados de su fomento se están cargando la industria cultural con leyes absurdas, contraproducentes e irritantes para sus clientes. Naturalmente, ningún político sería tan suicida como para fomentar así la industria automovilística. Pero la cultura es otra historia; debe ser protegida a toda costa. Hasta su destrucción total.

Nota de prensa. 19 de abril de 2007.

El domingo 22 de abril de 2007, a las 12 horas, se iniciará la recogida de un millón de firmas en diferentes países para solicitar la retirada de la Directiva Europea

BIBLIOTECARIOS DE TODA ESPAÑA ABRAZARÁN LA BIBLIOTECA NACIONAL EN UN ACTO SIMBÓLICO DE RECHAZO AL PRÉSTAMO DE PAGO EN BIBLIOTECAS

La Plataforma Contra el Préstamo de Pago en Bibliotecas ha convocado a profesionales, escritores, editores y usuarios de las bibliotecas de toda España a participar el próximo domingo 22, a las 12 horas, en un acto simbólico de rechazo al canon por el préstamo de libros. El acto consistirá en un gran abrazo a la Biblioteca Nacional, mediante una cadena humana formada por los asistentes.

La actuación estaba convocada inicialmente para el sábado 21, coincidiendo con el Día de Puertas Abiertas de la Biblioteca Nacional, pues así se esperaba conseguir la mayor repercusión y apoyo entre los usuarios. Sin embargo, a muchos bibliotecarios les era imposible asistir porque muchas de las bibliotecas del país abren en sábado. Por eso la Plataforma ha decidido posponer el acto al domingo 22.

Coincidiendo con el Día del Libro, 23 de abril, los miembros de la Plataforma Contra el Préstamo de Pago en Bibliotecas desean actuar contundentemente para que “la Directiva Europea, y su transposición a la legislación española, no modifique la filosofía de la lectura pública y del préstamo como servicio público, básico y gratuito en las bibliotecas”. Por eso han preparado un programa de actuaciones.

ACTUACIONES VARIADAS

El domingo 22, a las 12 horas, bibliotecarios, editores, autores, libreros y lectores de todo el territorio español, cogidos de las manos, rodearan la Biblioteca Nacional, en un abrazo simbólico, para manifestar su apoyo y protección contra el canon que la amenaza.

Paralelamente se iniciará una recogida de firmas entre los asistentes para solicitar ante el Tribunal Europeo la retirada de la Directiva que impone el canon. La intención es recoger un millón de firmas entre todos los países europeos afectados por la Directiva, en un periodo máximo de un año.

La Plataforma que encabeza esta causa ha solicitado a las bibliotecas españolas que durante el lunes 23, Día del Libro, se interrumpa de forma simbólica el préstamo de libros de 12 a 12,30 h. y de 19 a 19,30. En este tiempo los bibliotecarios informarán a sus usuarios, recogerán firmas para la retirada de la Directiva europea y realizaran la lectura del artículo de José Luis Sampedro, en el que se posiciona contra el establecimiento de canon en las bibliotecas.

Con cada préstamo realizado durante el día 23, se entregará a los usuarios de las bibliotecas el folleto informativo y el manifiesto del escritor José Luis Sampedro, que defiende un verdadero sistema público bibliotecario en España.

EL CANON LLEGA A ESPAÑA

En 1992 se publicó una directiva europea que imponía a las bibliotecas, y a los usuarios de bibliotecas, la obligación de pagar por los préstamos que realizan, en concepto de derechos de autor. España había eximido a todas las bibliotecas de este canon por la debilidad del sistema bibliotecario español. En el pasado mes de octubre de 2006 el Tribunal Europeo de Justicia obliga y sanciona a España a cumplir con su legislación.

Sin embargo, los bibliotecarios españoles y más de 400 escritores de España (Andrés Aberasturi, José Luis Sampedro, Emilio Lledó, José Saramago, Soledad Puértolas, José Antonio Millán entre otros) rechazan esta medida y siguen trabajando para revertir esta medida que solamente defiende los intereses económicos de entes privados, pero no de los ciudadanos.

PARA MÁS INFORMACIÓN

Todos estos materiales informativos, se pueden descargar de la página www.noalprestamodepago.org, en la pestaña “Descarga de archivos”.

Contactos:

Raquel Melero Tel. 626 688 740
Javier Gimeno Tel. 645 84 84 58
email: prensa arroba noalprestamodepago.org

Domingo 22 de abril: abracemos la Biblioteca Nacional

El Día del Libro de 2007 tiene que ser un día de lucha contra el préstamo de pago porque aunque el Congreso de los Diputados haya dado vía libre al canon por préstamo, todavía quedan muchas cosas por hacer antes de que las bibliotecas se vean obligadas a pagar.

La Plataforma contra el préstamo de pago propone la siguiente acción:

Abrazar la Biblioteca Nacional el domingo 22 de abril, mediante la formación de una gran cadena humana. La convocatoria es a las 12 del mediodía, y la idea es permanecer de 12 a 13 horas, terminando con la lectura de un escrito de José Luis Sampedro contra el préstamo de pago en bibliotecas.

Mientras dura el Gran Abrazo se van a recoger firmas. Se necesitan un millón de firmas para pedir al Parlamento Europeo que anule la directiva 92/100, y se van a estar recogiendo desde el Día del Libro de 2007 al Día del Libro de 2008, en varios países europeos. En España empezaremos el día 22, ante la Biblioteca Nacional.

Os invitamos a todos los que podáis ir, con la mayor cantidad posible de amigos, familiares, compañeros… Las bibliotecas están, con el canon, en peligro. Necesitan que todos los que las amamos las abracemos y las apoyemos.

El Congreso aprueba por amplia mayoría el canon por préstamo de libros

A pesar del envío de miles de postales a los grupos parlamentarios, además de un Dossier informativo elaborado para la ocasión, nuestros representantes no han tenido ninguna duda para aprobar un texto que contempla dicho canon de una manera amplia.

Nos preguntamos lo siguiente:

  1. Si los derechos por préstamo de pago corresponderán en un 70% al autor y en un 30% a la editorial, ¿qué herederos de Cervantes, Shakespeare, Aristóteles, Platón, Homero, Ovidio, Calderón de la Barca, Gustavo A. Bécquer, Lope de Vega, Pérez Galdós, Quevedo, San Juan de la Cruz, Santa Teresa de Jesús, Zorrilla y tantísimos otros van a recibir los derechos de préstamo?
  2. ¿Qué autores van a recibir los derechos de préstamo de obras legislativas, exentas de derechos de autor?
  3. ¿Cómo se van a regular los pagos a los autores extranjeros?
  4. ¿Cómo se van a regular los pagos a los autores no socios de entidad de gestión alguna?
  5. ¿Cómo se va a fiscalizar la actuación de estas entidades privadas que reciben el pago para verificar que el sistema de cálculo para el pago a los autores es un sistema no apropiatorio?

Seguimos trabajando.

Plataforma contra el Préstamo de Pago

Profesores de enseñanza primaria y secundaria contra el canon

LAS BIBLIOTECAS NO DEBEN PAGAR POR EL PRÉSTAMO DE OBRAS

Como profesores de enseñanza primaria y secundaria, y, por tanto, usuarios de bibliotecas, ante la exigencia de la Comisión Europea de aplicar de forma indiscriminada la normativa comunitaria sobre pago por préstamo de obras, sin realizar las históricas excepciones representadas por bibliotecas, archivos y otros centros de información e investigación, manifestamos nuestro rechazo a que las bibliotecas, archivos y centros públicos de información deban pagar por el préstamo de obras.

Esta medida supondría la consideración de las bibliotecas y los centros públicos de información como entidades comerciales y no como instituciones culturales, necesarias para el desarrollo de los ciudadanos y el ejercicio del derecho a la educación, la información y la lectura que la Constitución Española reconoce.

Creemos que el pago por el préstamo de obras en centros públicos de información implicaría un retroceso en las colecciones de las bibliotecas y otros centros.

En 1998 las bibliotecas públicas españolas gastaban una media de 3,64 euros por habitante, mientras que la media de Unión Europea era de 13,35 euros. La aplicación del canon por préstamo de obras vendría a empeorar la situación actual, ya de por sí preocupante.

Las bibliotecas, como agentes implicadas en la formación, la información y el entretenimiento de los ciudadanos, suponen un inmejorable medio para la promoción de la creación y la difusión de la cultura y el pensamiento, papel que siempre han desempeñado de forma desinteresada. Cualquier carga por el préstamo de sus obras supondría un retroceso en sus servicios y colecciones.

De igual forma, apoyamos las declaraciones de los colectivos y profesionales que ha manifestado su protesta contra la aplicación de la medida del pago por préstamos en bibliotecas, al tiempo que felicitamos a los autores que renuncian a este posible cobro, conscientes de la labor cultural, educativa y social que desempeñan las bibliotecas y los centros públicos de información.

Por este motivo, pedimos a la Administración que haga cumplir la legislación española, que exime del pago de derechos de autor a entidades sin fines lucrativos e instituciones de carácter cultural y científico, y que comunique cuanto antes a la Comisión Europea la exención de este pago, a fin de cumplir la normativa comunitaria.

Puede adherirse desde nuestra página de adhesiones.