Preparando un Día de la Biblioteca reivindicativo en Tres Cantos (Madrid)

Nos escribe una compañera este mensaje al correo:

‘Este año para celebrar el Día de la Biblioteca, en Tres Cantos hemos decidido reivindicar la actividad de las bibliotecas públicas con una exposición bibliográfica y guía de lectura sobre libros y bibliotecas.

Además aprovechamos para dar más difusión a la plataforma contra el préstamo de pago y nuestra postura en contra del canon. Os mando una foto y la guía, por si alguien quiere copiar/adaptar la idea’.

Día de la Biblioteca en Tres Cantos

 

Tres Cantos 1

Tres Cantos 2

 

Primera moción contra el canon bibliotecario de un ayuntamiento canario : Arucas

A nuestro correo ha llegado desde Canarias una moción contra el canon bibliotecario aprobada por el Pleno del Ayuntamiento de Arucas, Gran Canaria, con los votos a favor del Grupo de Gobierno (PSOE, Coalición Canaria y Plataforma Con Arucas), y de Nueva Canarias. Y la abstención del PP.

Arucas

Y nos aclaran:

‘Nos sumamos de esta manera a la protesta que se extiende por toda España, siendo el primer ayuntamiento de Canarias que lo acuerda.

Esperamos que haya muchos más que secunden esta iniciativa.

Un cordial saludo desde Arucas’

Muchas gracias a los compañeros canarios.

Este es su resumen de la moción:

‘Moción de rechazo a la tasa por préstamos en bibliotecas públicas. El Pleno del Excmo. Ayuntamiento de Arucas aprobó en su sesión de ayer una moción de rechazo a la normativa que establece el Real Decreto 624/2014 (BOE 186 de 1 de agosto), por el cual las bibliotecas públicas estarían obligadas a pagar una tasa en función del número de usuarios y los préstamos realizados en cada biblioteca.

Entre los argumentos de la moción se cita que “La biblioteca pública es paso obligado del conocimiento, constituye un requisito básico de la educación permanente, las decisiones autónomas y el progreso cultural de la persona y los grupos sociales”.

Y también que “las bibliotecas públicas son la primera célula para el desarrollo de las políticas culturales de una comunidad”.

Por otra parte, “Las bibliotecas públicas españolas, y especialmente las municipales, distan mucho de alcanzar los niveles medios europeos en cuanto a cantidad y calidad de materiales, y número de usuarios y préstamos. La obligación de pagar un canon por los préstamos realizados supondría un nuevo concepto de gasto, y eso es especialmente grave para los municipios, las instituciones con presupuestos más débiles”.
Como conclusión, se acordó mayoritariamente que

1).- El Excmo. Ayuntamiento de Arucas manifiesta su rechazo y disconformidad con el establecimiento de la tasa por préstamo en bibliotecas públicas que establece el Real Decreto 624/2014, de 18 de julio.

2).- Solicitar al Gobierno de España que declare a las bibliotecas públicas municipales exentas del pago por préstamo, atendiendo la posibilidad recogida en el artículo 5.3 de la Directiva 2006/115/CE (antes Directiva 92/100/CEE) sobre derechos de alquiler y otros derechos afines a los derechos de autor en el ámbito de la propiedad intelectual.

3).- Impugnar ante los tribunales correspondientes la instauración del canon o tasa por préstamo, por ser contrario a los principios básicos que rigen el funcionamiento de las Bibliotecas Públicas en cuanto a la gratuidad y el libre acceso de la ciudadanía a la información y a la lectura.

4).- Suspender cualquier pago de tasas hasta que se sustancie el procedimiento legal que se señala en el apartado anterior.

5).- Dar traslado de este acuerdo al Gobierno Central, al Autonómico y al tejido asociativo y cultural del municipio de Arucas’.

Más autores contra el canon bibliotecario

Recientemente han llegado a nuestro correo noalpagoenbibliotecas@gmail.com nuevos apoyos de autores contra el préstamo de pago en las bibliotecas. Adhesiones que agradecemos y que muestran que hay muchos creadores que están a favor de las bibliotecas. Son estas:

  • Lolo Rico, escritora y mítica directora de La Bola de Cristal.
  • Isabel Alba Rico, escritora.
  • Juan Ramón Mora “JRMora”, humorista gráfico y que nos ha regalado un estupendo dibujo para nuestra campaña.

no-prestamo-pago-bibliotecas

Pedro López López sobre el canon bibliotecario: “El mercado debe quedar fuera de la biblioteca, que es un espacio de ciudadanos, no de “clientes””.

Es imprescindible la lectura del artículo de nuestro compañero de la Plataforma Contra el Préstamo de Pago en Bibliotecas publicado en Nueva Tribuna:

Canon

El pago en bibliotecas. ¿Deben las entidades de gestión cobrar por el trabajo de los autores?

Por Pedro López López | El mercado debe quedar fuera de la biblioteca, que es un espacio de ciudadanos, no de “clientes”.

El pasado 22 de agosto el periódico digital nuevatribuna.es publicaba un artículo de Gustavo Vidal Manzanares bajo el capcioso título: “El pago en bibliotecas… ¿deben los autores cobrar por su trabajo?”Este tipo de preguntas-trampa permite obtener cobertura para colar cualquier cosa. Un ejemplo archiconocido: ¿debemos defender la democracia, y/o los derechos humanos,  en Iraq? A esto solo puede responderse “sí”, pero a continuación lo que nos encontramos es que la forma en que se dice defender la democracia más bien empeora el estado de cosas, como hemos visto no solo en Iraq, sino en otros escenarios. ¿Debemos combatir el paro? Solo puede responderse “sí”, pero a continuación hemos vivido unos años en los que en nombre de esta noble causa se ha acabado con los derechos laborales. ¿Hay que combatir el terrorismo? Sí, claro… pero a muchos nos parece que no se está combatiendo el terrorismo, sino que se lo está alimentando, y, lo peor, no como efecto indeseado, sino como efecto buscado para justificar unas políticas, un intervencionismo y un control de determinados países que, nada casualmente, son riquísimos en fuentes de energía como petróleo o gas natural, amén de beneficiar a una industria que va viento en popa, la del armamento, un tipo de mercancía no especialmente beneficiosa para la humanidad.

A continuación, el artículo sigue en la misma línea, lógicamente, ya que el autor aclara que se va a referir “a algo tan obvio como el derecho de los escritores a cobrar por su trabajo y a decidir sobre la propiedad intelectual de la obra que han creado”.Curiosamente ese algo tan obvio no lo han comprendido escritores como José Luis Sampedro, Almudena Grandes, Isaac Rosa, Belén Gopegui, Inmaculada Chacón, Andrés Aberasturi, Maruja Torres,  Nuria Amat, Luis Mateo Díez,  Lucía Etxebarría,  Carlo Fabretti, Emilio Lledó, Javier Sádaba, Benjamín Prado, Paul Preston, Darío Fo, José Saramago, Noam Chomsky…  todos ellos grandes autores y con importantes premios a su espalda, además de una larguísima lista de autores  que desde hace años han apoyado la lucha contra esta medida antisocial. De manera que no parece que estemos ante algo obvio y, por los nombres que cito, tampoco parece que estemos precisamente ante indocumentados que no saben de qué hablan. Por otro lado, un amplísimo sector de profesionales de las bibliotecas, así como de usuarios, rechazan esta medida por el perjuicio que supone para un servicio público gratuito donde, como es lógico, no hay atisbo de lucro por ningún lado.

Nos dice Gustavo Vidal que el escritor tiene derecho a cobrar por su trabajo y a decidir sobre la propiedad intelectual de la obra que ha creado. Vamos a examinar esto más despacio porque no es tan sencillo. En primer lugar, lo que las entidades de gestión pretenden es que los autores les cedan sus derechos para cobrar en su nombre. Pero hay miles de autores que no están afiliados a ninguna entidad ni desean estarlo, e igualmente tampoco desean cobrar por el concepto de préstamo de sus libros en bibliotecas. Es mi caso, sin ir más lejos, que ni mucho menos es excepcional. Soy profesor universitario y, como es lógico, una parte de mi trabajo lleva a escribir artículos y libros. Percibo un sueldo por mi trabajo y tengo la suerte de no necesitar rebañar una cantidad que en todo caso sería ridícula y ni de lejos me proporcionaría un sueldo, ni tan siquiera un complemento medianamente digno. En mi caso, si cobrara 100 euros anuales (tanto por libros que he escrito o coordinado como en concepto de fotocopias de artículos que he podido escribir) ya sería mucho. Se comprenderá que con esto no vive un autor, ¿verdad? Pues bien este es mi caso, pero también el de miles de profesores universitarios  (hay más de 100.000 en nuestro país) y de enseñanzas medias (también unas cuantas decenas de miles), que nos sentimos suficientemente retribuidos simplemente con que nos lean colegas,  alumnos o ciudadanos interesados, sin necesidad de arañar unos pocos euros que perjudicarán inevitablemente a los miserables presupuestos asignados a las bibliotecas.  En un libro que coordiné junto con dos compañeros  y que publicamos en 2007 conseguimos que la editorial pusiera esta leyenda en la contraportada: “Los autores de esta obra son contrarios a la aplicación de cualquier gravamen a las bibliotecas por el préstamo de libros y, en consecuencia, se oponen a que ninguna entidad de gestión de derechos de autor recaude cantidad alguna en su nombre”. Este es el sentido que miles de autores damos a los derechos de autor reclamando también nuestro derecho a compartir nuestros conocimientos sin que ningún intermediario saque dinero a nuestra costa. Y este es el sentido de las licencias creative commons utilizadas ya por muchos autores que no desean una explotación comercial, y menos de terceros, en la difusión de sus conocimientos. Es un planteamiento con el que incluso están de acuerdo algunos editores.

Cuando hablamos de autores, en el caso de libros, se nos vienen a la mente los nombres de los que tienen indudable éxito, pero esos son una ínfima minoría. La inmensísima mayoría de los autores de este país no pueden vivir de lo que escriben y deben agradecer a las bibliotecas que conserven y promocionen sus libros, que en los mostradores de las librerías desaparecen inmediatamente después de salir al mercado por la feroz competencia. Evidentemente, esta situación no va a cambiar por la introducción de ningún canon, no parece posible que un autor que no se gana la vida escribiendo ahora vaya a hacerlo con la ayuda de una cantidad en concepto de canon por préstamo de sus libros. Conozco a decenas de autores de libros que no viven de esta actividad y que la introducción del canon no cambiaría en nada sus vidas.

Afortunadamente, la biblioteca todavía se mantiene fuera de las leyes del mercado y el argumento de que un libro adquirido en una biblioteca es un libro que se deja de comprar también está lejos de ser evidente. Puede ser que yo tome un libro prestado de una biblioteca y ya no lo compre para mí, pero si me ha gustado lo suficiente es posible que lo compre para regalar, por ejemplo; incluso es posible que su lectura me anime a comprar otros libros del mismo autor o sobre la misma materia. Tampoco está nada claro que la implantación de una biblioteca en un barrio o en una pequeña ciudad suponga un descenso de ventas, es un poco raro que si una sociedad es más culta gracias a sus bibliotecas, sus ciudadanos vayan a consumir menos productos culturales, como es el caso de los libros. ¿Que se venderán menos libros en época de crisis? Es posible, pero precisamente la función social de la biblioteca está en poner al alcance de la población más desfavorecida económicamente el acceso a la cultura y a la información.

De lo que no cabe duda es de que la retribución económicamente simbólica que pudiera recibir uno de estos pequeños autores no le va a suponer ningún cambio económico en su vida; pero cuando esta cantidad simbólica la multiplicamos por muchas decenas de miles (número de autores) o por millones (número de préstamo o número de ejemplares disponibles en bibliotecas públicas), es evidente que obtenemos una cantidad más que respetable. Y aquí es donde está la madre del cordero, en el suculento negocio que en nombre de los autores pretenden unas entidades privadas cuya voracidad se va haciendo cada vez más insufrible para la sociedad. Esto es lo que hay detrás del falso argumento invocado por estas entidades de que los autores tienen derecho a vivir de sus obras.

Distinto es el caso de autores de gran éxito, autores que venden cientos de miles o incluso millones de ejemplares y cuya retribución depende de esas ventas y el porcentaje que perciben de ellas, de acuerdo con sus negociaciones con las editoriales. No se trata de que el autor tenga o no derecho a vivir de su obra; está claro que si la editorial vende decenas de miles de ejemplares, podrá vivir de ella; pero si las ventas son unos pocos cientos, tendrá que asegurarse la vida de otra manera, como millones y millones de ciudadanos. Sabemos de escritores que incluso teniendo éxito tienen su trabajo en la administración o en empresas privadas.

Otra cuestión de interés es que una gran cantidad de las obras más prestadas en bibliotecas públicas son best-sellers de autores extranjeros. Me resulta difícil creer que nuestras entidades de gestión estén retribuyendo a estos autores. Igualmente, ¿qué pasa con los miles de autores fallecidos? También me resulta difícil creer que estén retribuyendo a los herederos… y no digamos ya sin son clásicos de hace más de un siglo.

Uno de los argumentos utilizados por Gustavo Vidal dice que el esfuerzo y tiempo que ha utilizado el autor para proporcionarnos satisfacción y solaz debe retribuirse. Estamos de acuerdo, la cuestión es cómo. Si yo tengo un cuadro en mi casa, lo habré pagado al adquirirlo, no me parece normal que cada vez que lo contemplo o que lo contempla una persona que viene a mi casa haya que pagar una cantidad al autor. Igualmente, el arquitecto que diseña un edificio o un puente cobra por su trabajo en su momento, no puede pretender cobrar cada vez que alguien entra al edificio o pasa por el puente.

De lo que se trata aquí, en mi opinión, es de que la propiedad intelectual es uno de los caballos de batalla del actual capitalismo, un capitalismo que uno de sus más destacados estudiosos, David Harvey, define en su actual estadio con la expresiónacumulación por desposesión. Un tipo de acumulación que va contra los bienes comunes y espacios y servicios públicos que pagamos los ciudadanos con nuestros impuestos. Se trata de crear escasez artificialmente y asignar un valor a algo que era de dominio público anteriormente, es decir, un bien común. Este es el caso de la biblioteca y de otras instituciones culturales como los museos, que no es que sean gratuitas, sino que las pagamos entre todos con nuestros impuestos, un pago que cubre tanto la implantación como el mantenimiento. Como es el caso de la educación y la sanidad, por hablar de otros servicios públicos imprescindibles para que la población tenga una vida digna. Una dignidad que no tiene precio pero que se lo asignan artificialmente entidades que viven de despojar a los pueblos de sus derechos (léase derecho a la información y a la cultura, derecho a la salud, derecho al agua, etc., etc.). En estas misma línea van desarrollos abusivos como el modelo actual de patentes (conocimiento científico-técnico) y otras modalidades de propiedad intelectual (cobro por fotocopias, CD y DVD, etc.). La biblioteca pública, como servicio y espacio público, se ha mantenido hasta ahora fuera de la lógica del mercado y somos millones los usuarios, profesionales y autores que estamos dispuestos a seguir defendiendo esta situación. El mercado debe quedar fuera de la biblioteca, que es un espacio de ciudadanos, no de “clientes”.

Por Pedro López López | Profesor de la Universidad Complutense | Miembro de la Plataforma Contra el Préstamo de Pago en Bibliotecas’

 

Blanca Calvo: hay censura en la Biblioteca de Guadalajara

Leído en la web de la Asociación de Amigos del Teatro Moderno de Guadalajara:

CARTA DE BLANCA CALVO CONTRA LA CENSURA EN LA BIBLIOTECA DE GUADALAJARA

Como miembro de la Asociación de Amigos del Teatro Moderno he sabido que la Consejería de Educación, Cultura y Deportes ha negado a dicha asociación el espacio expositivo de la Biblioteca Pública del Estado en Guadalajara para hacer una exposición fotográfica sobre la actividad desplegada durante su primer año de vida. El motivo alegado para justificar esa negación de un espacio público es que la exposición no tiene fin cultural. Esa noticia me ha dejado perpleja porque, ¿de verdad piensa la Consejería responsable de gestionar la cultura en nuestra región que no tiene fin cultural una asociación constituida para defender la supervivencia de un teatro público, asociación que en un año ha conseguido más de quinientos socios y mantiene una actividad constante en las peores circunstancias posibles? Entonces, ¿qué tiene fin cultural? Si juzgamos por los hechos y no por las palabras es la propia Consejería de Cultura la que no tiene fin cultural, ya que en dos años y medio lo único que ha sabido hacer por el Teatro Moderno ha sido cerrarlo.

Es preocupante la idea de cultura que tiene la Consejería del ramo. Pero más preocupante todavía es que se crea que son suyos los servicios que gestiona. Negando el espacio de la Biblioteca Pública a una asociación demuestra que intenta apropiarse de un servicio que no es de ninguna manera suyo, sino de todos.

La UNESCO en el Manifiesto a favor de las Bibliotecas Públicas y la IFLA (Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecarios) en las Directrices para el desarrollo del servicio de bibliotecas públicas dicen clara y reiteradamente que los servicios bibliotecarios deben estar igualmente abiertos a todos. ¿No conocerá la Consejería esos textos, o será que tampoco les reconoce fin cultural a la UNESCO y a la IFLA?

Pero dejémonos de ironías porque el cierre discriminado de un espacio cultural público hasta ahora abierto a cualquier asociación cultural de Guadalajara es algo muy serio: se llama censura, sin paliativos. Esta es la primera manifestación de censura que se produce en la Biblioteca desde hace muchas décadas y yo, como usuaria y copropietaria, me opongo a esa medida y le pido a la Consejería que la corrija.

Blanca Calvo Alonso-Cortés’

La buena noticia es que no han conseguido acallar a la asociación y que inauguran ‘la exposición “Un año en la puñetera calle” el viernes 3 de enero, a las 19:00 horas, a las puertas del Teatro Moderno, después haremos un recorrido por las calles de Guadalajara para acabar en la Plaza de Dávalos’.

Emocionante homenaje a Blanca Calvo, bibliotecaria de Guadalajara.

La noticia es de Cultura en Guada:

“Me habéis hecho llorar de felicidad”

27 Julio 2013. ELENA CLEMENTE

Más de un centenar de personas sorprendieron ayer a la directora de la Biblioteca Pública, Blanca Calvo, con una fiesta de despedida que terminó en los Jardines del Infantado. • Calvo se jubilará después de 30 años al frente de la Biblioteca, a finales de agosto. • Tras concentrarse en la plaza Mayor, el desfile prosiguió hasta las puertas del Palacio de Dávalos, donde empezó la ronda con versos, dulzainada y pañuelada blanca.

blanca-calvo-despedida
Blanca Calvo recibió un ramo de flores de los amigos y compañeros que le hicieron la fiesta sorpresa./Foto: E.C.


Las lágrimas en los ojos del librero Emilio Cobos, rayando los 90, al abrazar a una emocionada Blanca Calvo simboliza las muestras de cariño que más de un centenar de amigos prodigaron ayer a la directora de la Biblioteca, que se jubila a finales de agosto después de 30 años de trabajo al frente de este espacio cultural.

Fue una fiesta sorpresa, también una declaración de amor a una persona clave en el ambiente cultural de la ciudad, que deja la Biblioteca Pública el próximo 27 de agosto. A la fiesta no faltaron amigos como la narradora Estrella Ortiz, las ‘caperuzas rojas’ -Luisa Borreguero, Susana Martínez y Concha Carlavilla, extécnico de actividades de la Biblioteca-, libreros de la ciudad como Cobos o José Durán, de La Ballena de Cuentos; compañeros de la vida política como Florentino García Bonilla, exalcalde de Azuqueca de Henares, la bibliotecaria de Brihuega, Paloma Raso; socios de la Biblioteca y miembros del Seminario de Literatura Infantil y Juvenil, del que Calvo es vicepresidenta y que organiza el Maratón de Cuentos de la ciudad.

Desde la plaza Mayor, donde se concentraron todos los asistentes partieron a ritmo de dulzaina y tambor, desfilando hasta la Biblioteca Pública, en la plaza de Dávalos. Como si se tratara de una ronda, la música comenzó a sonar a ritmo de versos: “Asómate a la ventana, que te queremos cantar, todos los que aquí venimos, para hacerte disfrutar. Levantamos el pañuelo gran parte de la ciudad, pues la faena que has hecho es difícil de igualar… gracias Blanca por la vida que les ha dado a esta ciudad y por una Biblioteca que es nuestra casa ideal…”.

Entonces Blanca Calvo apareció en el balcón y la tonada consiguió emocionarla. Tras regalarla un bonito ramo de flores, Calvo desapareció del balcón para bajar a la calle y entregarse en un baño de amistad y abrazos. Reconocía Calvo que estaba emocionada, encantada “de pasar este rato con vosotros” y admitía que lo que más le va a costar cuando deje la Biblioteca el próximo agosto es “no llevar las llaves [del Palacio de Dávalos] en el bolso”, “pues hazte una copia”, le espetó alguno irónico, arrancando la risa de Calvo.

Varios de los asistentes portaban carteles con letras que formaban una frase.
Varios de los asistentes portaban carteles con letras que formaban una frase.

El desfile prosiguió hasta los Jardines del Infantado, atravesando la calle Mayor. Allí, se compartió mesa, mantel y música. La de los dulzaineros en directo y la que salía también desde los altavoces. Hubo momento también para ponerse trascendentes: se compartieron palabras, vivencias y antes de la fotografía final, Blanca quiso agradecer a todos este “regalo” que se lleva “en la maleta”.

‘Biblianca’, como así la llamaron en los versos, señaló que no se irá del todo, porque seguirá en la organización del Maratón, como miembro del Seminario de Literatura Infantil y Juvenil y, como expresó en una entrevista concedida a CulturaEnGuada cuando anunció su marcha de Dávalos, continuará coordinando su Club de Lectura. Su trabajo, cuando se jubile, seguirá vinculado al campo de las bibliotecas y del voluntariado cultural. “Es una etapa que hay que inventar pero que probablemente también es emocionante y cariñosa y que va a valer la pena también vivirla”.

Calvo que admitió que esta nueva etapa es también “siendo realistas”, una etapa “previa a la muerte”, quiso dar las gracias “por dejarme esa impresión, por traerme este cariño y esta felicidad. Me pienso alimentar con ella en este próximo mes y cuando ya acabe el mes y ya me marche. Tengo muchísima suerte de teneros a todos”. Admitió que a pesar “de ser muy intuitiva para este tipo de cosas”, esta vez “no tenía ni idea” de la fiesta sorpresa. “Me habéis hecho llorar pero de felicidad, no de tristeza. Me siento muy feliz. Muchísimas gracias por vivir a mi lado, por hacerme la vida tan agradable y que siga la fiesta”, dijo, fundiéndose en un abrazo con Luis Moro, presidente del Seminario.’

 

Más desastres bibliotecarios: despidos de interinos en las bibliotecas de Castilla-La Mancha

Reproducimos esta carta enviada a Iwetel. Tiene el acierto de poner nombre y apellidos a las víctimas causadas por los fundamentalistas neoliberales que estan acabando con todo lo público. Las negritas son nuestras:

“Más desastres bibliotecarios

Queridos compañeros: os supongo enterados de los despidos masivos de funcionarios interinos que se han producido estos días en Castilla-La Mancha, cosa que, como podéis imaginar, ha afectado mucho a las bibliotecas. En Albacete han despedido al 100% de interinos, en Cuenca casi, en Guadalajara al 75…

Simultáneamente han hecho una reforma de la relación de puestos de trabajo, anulando las plazas cubiertas por interinos y, además, las que estaban vacantes. En las cinco bibliotecas de Castilla-La Mancha han desaparecido 41 plazas de golpe, 10 de las cuales son de la Biblioteca de Guadalajara: seis cubiertas por los seis interinos que se han ido a la calle de la noche a la mañana y cuatro vacantes desde hace meses por el traslado de algunos compañeros al Archivo Histórico.

En fin: un desastre de consecuencias incalculables. Pero este mensaje no es para poner en vuestro conocimiento una barbaridad más, sino para reconocer públicamente el excelente trabajo que han hecho durante años (una de las personas despedidas, ha sido “interina” durante más de 20 años) los seis compañeros que han sido despedidos, y agradecérselo. Quiero que sepáis que todos ellos –Raúl Alcázar, Ana Alonso, Pilar Díaz Villalbilla, Elena Ferrer, Carmen Pérez Haro y Paloma Utrilla– son unos magníficos bibliotecarios y unos trabajadores incansables. Junto con la técnica de actividades Concha Carlavilla, también despedida en estos días y también maravillosa compañera, han contribuido mucho a que esta biblioteca sea una pieza fundamental en la sociedad de Guadalajara.

No sé si ellos van a leer este mensaje, pero me parece de justicia darles las gracias públicamente por la excelencia de su trabajo y decirles que, sin ellos, la biblioteca está enferma.

¿No habría sido una buena idea dedicar el VI congreso nacional de
bibliotecas (9-11 de octubre) a hablar de las terribles consecuencias que la crisis está teniendo en los servicios bibliotecarios? La verdad, no encuentro un tema de mayor importancia y actualidad

Blanca Calvo”

Además como comentario a la reproducción de esta carta en el FB de No a la Privatización de la Biblioteca Nacional podemos leer el de Aurora Murillo Llerena:

“Quiero nombrar a los tres compañero cesados en la BPE Albacete, Juan Prieto, Julián María Guzmán y Tina Martínez, grandes bibliotecarios, grandes compañeros y grandes personas. Un abrazo. NO puedo entender este despropósito!”

Somos Tina Martínez, Julián María Guzmán y Juan Prieto. Trabajamos en la Biblioteca Pública de Albacete (Spain) como bibliotecarios interinos y actualmente estamos seriamente amenazados con el despido, debido a los recortes que está realizando el Gobierno de Castilla-La Mancha. Si nos despiden, buscaremos el consuelo en nuestras aficiones; la cocina, la escritura y el rock’n’roll.

Al menos se lo toman con humor. Foto y texto tomado de Defensa Bibliotecaria : Campaña internacional de apoyo a los interinos de las BPE de Castilla-La Mancha.

Adiós definitivo a las Bibliotecas de Caja Madrid-Bankia

Bibliotecaria Sin Tijeras ya anunciaba Malas noticias: se han cerrado casi todas las bibliotecas de Caja Madrid-Bankia. Pero luego matizaba -basándose en las propias informaciones proporcionadas por la Obra Social de Caja Madrid- que  se conseguía el indulto de las Bibliotecas de Caja Madrid de Alcalá de Henares y las de Arguelles y Vicálvaro en la ciudad de Madrid.

Todo era un engaño. Ahora BST tiene que leer una noticia que le da la triste realidad:

La biblioteca de Vicálvaro echa el cierre definitivamente

El centro se mantuvo abierto unos días más en periodo de exámenes al estar ubicado cerca de un centro universitario.

La biblioteca de Vicálvaro de la Obra Social Caja Madrid dice adiós para siempre. “Han aprovechado en verano para cerrar y les ha pillado a la gente de sopetón”, comenta uno de los usuarios, Jonathan Mastell.

El pasado 2 y 3 de julio recogieron los libros de las instalaciones de Vicálvaro y “para darnos explicaciones nos remitieron a la caja de ahorros”, añade Mastell.

Por su parte, el director de centros socioeducativos en Caja Madrid, Cristobal Sánchel Blesa, argumenta que los últimos cierres de centros de Caja Madrid en Vicálvaro, Argüelles y Alcalá de Henares estaban “en suspenso”, y se habían retrasado “porque estaban cerca de centros universitarios y en los periodos de estudio, quisimos que permanecieran abiertos unos días más”.

Respecto a la información acerca de los cierres, “ha habido un aviso público a través de carteles y mensajes”, explica Sánchez Blesa, quien añade que “de hecho con los trabajadores de Alcalá nos hemos reunido dos veces porque así lo solicitaron, en Vicálvaro no lo pidieron”.

[En opinión de BST la información proporcionada por la Obra Social ha sido ínfima y engañosa. Aún ahora en la web de la Red de Bibliotecas se puede ver una “interesante” noticia sobre lectura con perros y nada absolutamente sobre el cierre del 95% de las bibliotecas]

De este modo, permanecerán cinco centros abiertos de la Obra Social Caja Madrid: La Casa Encendida y los del barrio del Pilar, San Cristobal, Loranca y Miraflores de la Sierra. “Permanecerán abiertas y sobre ellas no hay medidas de ningún tipo, la red de centros queda como está, con los apretones de cinturón que tengamos que hacer”, según el director de centros’.

Pero -según ve BST en la web-la Biblioteca de Ceuta también sigue abierta, ¿Es así o se trata de un olvido del responsable de la misma?.

La Marea Amarilla también apoya a los mineros

Bibliotecaria Sin Tijeras ve que las “mareas” negra y verde y el 15-M apoyarán a los mineros que llegan a Madrid tras una larga marcha en defensa de sus puestos de trabajo.

Es importante el manifiesto de la Marea Negra de empleados del Ayuntamiento de Madrid en apoyo a la otra Marea Negra la de los mineros. Llaman a estar este ‘martes, a partir de las 21 horas en Moncloa vestidos de negro y con linternas TODOS Y TODAS A RECIBIR A LA MARCHA NEGRA DE LOS MINEROS…’

Y desde el FB de Yo amo a la bibliotecas públicas añadimos que ‘¡estaremos todos acompañando a los Mineros!, iremos a ser posible de negro y con linternas: MARCHA NOCTURNA desde Moncloa a Sol’

Además por el camino lo mismo nos encontramos con Asturiex y Obierzix que también van a Bankistán como nos cuentan en la divertida parodia de unos Asterix y Obelix mineros y enfrentados a los recortes en las minas y en todas partes:

Viñeta del cómic “Asturiex y Obierzix van a Bankistán” que se puede leer gratuitamente  en http://www.calameo.com/books/001527496a61430b6697c