Andrés Aberasturi: Suicidio cultural

Por Andrés Aberasturi.

(Reproducimos, con permiso del autor, el contenido de su artículo publicado en diariocritico.com).

Se vuelve a trabajar en alguna comisión del Congreso sobre una directiva europea disparatada y bastante más seria y trascendente que la opas: el pago que se pretende que hagan las bibliotecas por cada libro que presten, una especie de canon que cobrarán las editoriales y una extraña representación de autores en la que no sé hasta que punto son todos los que están, pero que, desde luego, en absoluto están -ni de lejos- todos los que realmente son.

La mayoría de las bibliotecas de nuestro país son públicas y se mantienen gracias al trabajo ilusionado de los/las bibliotecarias y al empeño de muchos buenos maestros que incitan a la lectura. ¿Los fondos para compras? Pregunten y se sonrojarán: en la mayoría de los casos apenas hay dinero. Y lo cierto es que ya casi todos los pueblos, por pequeños que sean, cuenten con su biblioteca y lo que es aun más importante: casi siempre que vas, están animadas, con gente, con vida. A una generación como la nuestra se nos pone, ante este panorama, esa sonrisa tontorrona de la ilusión en el futuro, de la esperanza en una generación que no solo se da a la play station sino también -y muchas veces una cosa lleva a la otra- al libro-de-toda-la-vida. Continúa leyendo Andrés Aberasturi: Suicidio cultural

No al préstamo de pago en bibliotecas: Un paso más

(Editorial del boletín Anaquel, nº 33, febrero/abril 2006)

San Agustín cuenta la historia de un pirata capturado por Alejandro Magno, quien le preguntó: “¿Cómo osas molestar al mar?” “¿Cómo osas tú molestar al mundo entero?” -replicó el pirata-. Yo tengo un pequeño barco, por eso me llaman ladrón. Tú tienes toda una flota, por eso te llaman emperador”.

Noam Chomsky, Piratas y Emperadores.

En 2003, la revista Educación y Biblioteca elaboró un dossier bajo el título ”Biblioteca, territorio libre de tasas”. Comenzaba afirmando que la propiedad intelectual es agotadora. Como un mantra, desde hace unos años escuchamos por doquier la misma acusación disparada a diestro y siniestro: ¡piratería! Humpty Dumpty, el personaje de Alicia a través del espejo, nos recordaba que son los poderosos quienes fijan el significado de las palabras. No tratamos aquí de descalificar a nadie, pero sí de cuestionar el interesado y paulatinamente expansivo concepto de piratería, que casi ha terminado llamando a la puerta de la biblioteca pública exigiendo ahora “que pase por caja” por realizar la función para la que ha sido concebida.

El pasado 6 de abril, las Cortes de Castilla-La Mancha dieron un paso importante en defensa de los bienes públicos aprobando una propuesta que insta al Gobierno de España a dirigirse a la Unión Europea pidiendo la exención del pago del canon por préstamo de libros en las bibliotecas públicas (directiva 92/100/CE) hasta que nuestro país alcance la media de los indicadores europeos en cuanto a infraestructuras bibliotecarias e índices de lectura. Si esto no fuera posible, la resolución aprobada propone una moratoria de 25 años. Continúa leyendo No al préstamo de pago en bibliotecas: Un paso más

Consideraciones de la Dirección General de Bibliotecas de Castilla-La Mancha sobre el canon por préstamo público

Reproducimos a continución el texto elaborada por la Dirección general de bibliotecas de la Comunidad de Castilla-La Mancha alternativo a la propuesta presentada en la reunión de la Comisión técnica del día 19 de enero en la sede del Ministerio de Cultura sobre la transposición de la Directiva europea 92/100.

Primera consideración

La Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha no puede aceptar la propuesta presentada en la reunión de la Comisión técnica sectorial de asuntos culturales puesto que ello supone aceptar la imposición de un canon a la lectura pública.

Sin embargo responde a la petición de redactar un texto alternativo diciendo que, en el peor de los casos, y suponiendo que transitoriamente haya que transponer la directiva europea para evitar una multa, dicha transposición tiene que recoger necesariamente los siguientes puntos:

Artículo 37.2 El derecho de remuneración se hará efectivo a través de una oficina pública dependiente del Ministerio de Cultura español.

El Estado español asumirá las obligaciones de remuneración que afecten a las bibliotecas españolas.

En cuanto a las excepciones se proponen lo siguiente:

Quedan eximidos de la obligación de remuneración los establecimientos cuya titularidad sean las Corporaciones locales, así como las bibliotecas de las instituciones docentes de titularidad pública integradas en el sistema educativo español.

Segunda consideración

Aun partiendo de la “obligatoriedad” de transponer la directiva, la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha piensa que se puede ir más lejos porque no se puede disociar la aplicación de una directiva concreta del nivel de desarrollo del ámbito que regula, en este caso el bibliotecario.

Es evidente que España tiene una “excepcionalidad cultural” con respecto a Europa en el campo bibliotecario, debido a las características históricas que trajo como consecuencia la dictadura franquista. Los indicadores bibliotecarios españoles distan mucho todavía de alcanzar la media europea y las recomendaciones de los organismos internacionales.

Continúa leyendo Consideraciones de la Dirección General de Bibliotecas de Castilla-La Mancha sobre el canon por préstamo público

El escritor y bibliotecario Carlos Lapeña se manifiesta contra el canon por préstamos bibliotecarios

Carlos Lapeña Morón (Cuenca, 1962), autor de literatura infantil y juvenil y de poesía, bibliotecario de la Biblioteca Municipal “Gloria Fuertes” de Parla (Madrid), escribía en Educación y Biblioteca (n. 156, noviembre-diciembre 2006) el artículo “A vueltas con el canon” que finaliza con la siguiente frase:

En cualquier caso, seguiremos apostando por un préstamo libre de impuestos, hasta que la situación bibliotecaria española sea como merecemos y más allá”.

Carlos Lapeña en Educación y Biblioteca

El premio Nobel de literatura, Dario Fo, contra la directiva europea relativa al canon por préstamos bibliotecarios

Dario Fo (Italia, 1926), actor y dramaturgo italiano, famoso por sus controvertidas obras políticas, ha mostrado una y otra vez su apoyo a los bibliotecarios italianos que luchan contra la implantación de un canon por préstamos en bibliotecas. Lean el siguiente documento que resume el contenido del vídeo disponible en www.nopago.org/documenti/dariofo/fo.wmv

Darío Fo en Educación y Biblioteca

En la Feria del Libro de Madrid, contra el canon bibliotecario

Educación y Bibliotecas julio/agosto 2006

Al igual que en años anteriores, la Plataforma contra el préstamo de pago en bibliotecas aprovechó la Feria del Libro de Madrid para informar a los ciudadanos y seguir haciendo campaña contra el canon. Autores como Andreu Buenafuente, Julio Llamazares, Luis Eduardo Aute, Carlos Lapeña, Ricardo Gómez… mostraron su apoyo contra el canon.

Feria del Libro 2006 en Educación y Biblioteca

Proposiciones no de Ley en los parlamentos autonómicos de Valencia y Madrid

A principios de 2006 en dos comunidades autónomas se presentaron sendas proposiciones no de ley reclamando al Gobierno de España la exención del canon por préstamos en las bibliotecas.

En las Cortes Valencianas lo hizo el Grupo Parlamentario Esquerra Unida-Els Verds-E.valenciana: Entesa y en la Asamblea de Madrid el Grupo Parlamentario de Izquierda Unida.

Artículo en Educación y Biblioteca

Mociones contra el canon en ayuntamientos navarros

A finales de 2005 y a lo largo de 2006 los ayuntamientos de Valle del Baztán, Erroibar-Valle de Erro y Auritz-Burguete aprobaron mociones contra el canon por préstamos bibliotecarios, sumándose así a una ya larga lista de ayuntamientos: Alcañiz (Teruel), Benalúa (Granada), Vícar (Almería), San Fernando de Henares y Las Rozas (Madrid), Castro del Río (Córdoba), Villanueva de Córdoba, Palma de Mallorca, Oviedo y Mieres (Asturias), Guadalajara, Errenteria y Eskoriatza (Guipúzcoa), Granada, Málaga, Torrejón del Rey (Guadalajara)…

Artículo en Educación y Biblioteca

Las bibliotecas y los derechos de los autores

No sólo de pan vive el hombre. Yo, si tuviera hambre y estuviera desvalido en la calle no pediría un pan; sino que pediría medio pan y un libro. Y yo ataco aquí violentamente a los que solamente hablan de reinvindicaciones económicas sin nombrar jamás las reivindicaciones culturales que es lo que los pueblos piden a gritos. Bien está que todos los hombres coman, pero que todos los hombres sepan. Que gocen todos los frutos del espíritu humano porque lo contrario es convertirlos en máquinas al servicio del estado, es convertirlos en esclavos de una terrible organización social.

Federico García Lorca. Fragmento del discurso pronunciado con motivo de la inauguración de la Biblioteca de Fuentevaqueros.

Lo primero que quiero decir es que, en nuestro país, no hay colisión entre los derechos de los autores y las bibliotecas. Creo que es de todos conocido el Manifiesto que han firmado más de cuatrocientos autores –entre ellos Josefina Aldecoa, Miguel Delibes, Almudena Grandes, Elvira Lindo, Emilio Lledó, Juan Marsé, Luis Mateo Díez, Soledad Puértolas, Rosa Regás y José Saramago, por citar sólo diez- oponiéndose al cobro de un canon por el préstamo de sus libros en las bibliotecas. Que yo sepa no hay ninguna lista de autores que digan lo contrario, y si he escuchado alguna opinión a favor del canon en boca de escritores ha sido emitida, ¡qué casualidad!, por personas muy relacionadas con la asociación privada que lo promociona porque pretende administrarlo, con los consiguientes beneficios económicos. Para que todos podamos situarnos desde el principio conviene recordar que esa asociación sólo por administrar los derechos de reprografía tuvo como ingreso en el último año 16,19 millones de euros (casi tres mil millones de pesetas). Imaginemos a cuánto podría ascender la cantidad si, además, se convirtiera en intermediaria de un indeseable y espero que nunca real canon por préstamo. Me pregunto y les pregunto a ustedes: ¿esa asociación defiende los intereses de los autores o sus propios intereses?

Continúa leyendo Las bibliotecas y los derechos de los autores